La Seguridad Social aporta más de 17 millones a la Junta para mejorar y modernizar el control de la Incapacidad Temporal

Ruiz Medrano (i), Burgos (c) y Sáez Aguado (d)
EUROPA PRESS
Actualizado 20/05/2013 16:14:08 CET

Disminuyen El número de procesos de baja, el coste y los días consumidos por trabajadores

VALLADOLID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La Seguridad Social aportará más de 17 millones de euros a la Junta de Castilla y León para mejorar, modernizar y formar a profesionales en el control de la Incapacidad Temporal (IT) en la Comunidad durante el periodo 2013-2016.

Así se establece en el convenio rubricado este lunes por el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, y el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, junto a la directora general del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS), Eugenia Martín Mendizábal, en un acto que ha presidido el delegado del Gobierno en la Comunidad, Ramiro Ruiz Medrano.

En concreto, el acuerdo contempla un crédito de 17,7 millones de euros por este concepto para la Comunidad, aunque de este importe se descuenta una pequeña cantidad (384.896,7 euros) correspondiente a la liquidación del año anterior, ya que el grado de consecución de los objetivos fue del 96,17 por ciento, por lo que los recursos que se anticipan a cuenta para este año suman 17,38 millones.

Precisamente el consejero de Sanidad ha destacado el grado de cumplimiento de este convenio durante 2012, cuando se registraron 160.000 bajas, de las que se revisaron 110.000 y se citó a casi el 10 por ciento de los trabajadores, algo más de 15.000, para realizar un control "directo" de estos procesos.

Sáez Aguado ha incidido en el compromiso compartido entre administraciones que supone esta colaboración, que supone poner en manos de la Comunidad los citados recursos para facilitar que los procesos de incapacidad temporal se realicen adecuadamente con los criterios establecidos.

En este marco, el titular de Sanidad ha recordado que esta gestión de las bajas afecta a los facultativos de Atención Primaria --que establecen el inicio, duración probable y fin de esta incapacidad temporal-- y a los servicios de inspección de la sanidad pública, de forma que más de 3.000 profesionales (90 de inspección) están involucrados en estos procesos.

El convenio, ha añadido Sáez Aguado, supone medidas de mejora y modernización para transmisión de datos automáticamente entre las bases de datos de Sacyl y de la Seguridad Social, el acceso a la historia clínica o un sistema de valoración para el cumplimiento de objetivos.

A este respecto, Tomás Burgos ha incidido en que con el acuerdo se da "un paso más" y se pretende mejorar la atención a las personas que están de baja, un seguimiento y un análisis de los mecanismos, pero además la Junta, mediante este convenio, se compromete a destinar recursos a la mejora de los procesos de control, modernizar los equipos técnicos e informáticos y la formación de profesionales.

En este sentido, ha destacado el hecho de que este año se incorpore la transmisión por vía telemática de los partes de Incapacidad Temporal, con una cumplimentación desglosada de los mismos con datos de trabajadores, duración probable del proceso, etcétera. Así, se dotan de mejores instrumentos de colaboración, evaluación y seguimiento de objetivos.

CONTROLAR UN IMPORTANTE COSTE

El secretario de Estado ha incidido en que este acuerdo es un ejemplo "muy importante" de colaboración institucional que permite avanzar en el control de la prestación de IT que tiene una enorme "significación" dentro del sistema de protección social, ya que en 2012 supuso un coste de unos 5.400 millones de euros en el país.

En el caso de Castilla y León, el número de procesos de IT por cada mil afiliados ha disminuido desde el inicio del convenio (2002) un 38,9 por ciento, hasta 12,14 casos, mientras que la media nacional baja hasta 16,13, un 36,02 por ciento. En cuanto al número de bajas vigentes al final de cada mes, se ha reducido un 27,58 por ciento (hasta 22,1 por cada mil habitantes) y la media nacional lo hizo en un 33,9 (hasta 23,83).

El consejero castellanoleonés de Sanidad y Tomás Burgos han atribuido esta reducción a la mejora de los sistemas de gestión y control y "no a un marcaje especial" a personas con motivo de la crisis, ha añadido el secretario de Estado.

Sáez Aguado ha incidido en que no es algo "especialmente acusado" en los últimos años y, aunque puede tener relación con las condiciones laborales, de empleo, o de percepción de los trabajadores sobre estas situaciones (evitar la baja ante la situación económica), ha asegurado que no hay restricción alguna para iniciar los trámites de IT, sino simplemente clínicas y de los factores que la determinen.

El consejero ha insistido en que la prevalencia o incidencia era posiblemente "elevada" y se ha ido acotando porque la obligación es garantizar este derecho que tiene el conjunto de trabajadores.

Asimismo, en cuanto al número de días de IT por afiliado, ha pasado de 12,61 en 2009 a 8,51 días en 2012, es decir, cada afiliado consume 4,10 días menos respecto al inicio del convenio. La disminución en el conjunto nacional ha sido de 5,32 días.

De esta forma, el gasto de la prestación económica, medido en términos de coste por afiliado al mes, también ha bajado y ha pasado de 24,44 euros a 20,11, mientras que en el conjunto nacional ha disminuido de 28,92 a 22,04.

La disminución de todos estos indicadores implica que el número de días consumidos por las bajas también se hayan reducido a medida que avanzaba el convenio, de forma que el número de días consumidos por la población controlada en el acuerdo ha disminuido un 42,4 por ciento desde 2008 (de 4,03 millones a 2,32) mientras que en toda la población de la Comunidad el número de días ha bajado un 25,82 por ciento (de 10,5 a 7,8 millones).

Asimismo, la reducción del número de días, junto con la disminución del coste por afiliado, ha supuesto un ahorro económico en la prestación de IT de 24 millones de euros, es decir, de un 27,2 por ciento sobre los trabajadores controlados por el INSS (de 90,5 a 65,94 millones), y más de 63 millones (el 23 por ciento) sobre el control de todos los asegurados afiliados a la Seguridad Social en la Comunidad (ha pasado de 275 a 211 millones).

APP DE LA SEGURIDAD SOCIAL

Tomás Burgos ha aprovechado la visita a Valladolid para presentar la nueva aplicación móvil (app) de la Seguridad Social para smartphones y tablets, de descarga gratuita.

La aplicación permite solicitar al ciudadano una cita previa con cualquier centro de la red de oficinas de la Seguridad Social, así como descargarse fácilmente el Informe de Situación del Trabajador, una vida laboral simplificada con datos clave del trabajador empleado o autónomo que lo solicite.

Burgos ha asegurado que la aplicación irá incorporando servicios y permitirá desplazamientos inútiles y cargas burocráticas, de manera que posibilita a los ciudadanos datos para su actividad laboral y personal así como realizar gestiones con el sistema, algo que considera especialmente útil en la Comunidad por su dispersión poblacional y el extenso mundo rural.