Los seis detenidos en la 'Operación Piña Verde' se enfrentan a penas que suman 40 años por tráfico de drogas

 

Los seis detenidos en la 'Operación Piña Verde' se enfrentan a penas que suman 40 años por tráfico de drogas

Actualizado 02/04/2010 14:59:26 CET

Cinco detenidos son vecinos de Pedrajas (Valladolid), entre ellos el dueño del bar 'Razza', y uno es de Medina del Campo

VALLADOLID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Valladolid solicitará un conjunto de penas que suman cuarenta años de cárcel para los seis jóvenes, cinco de ellos vecinos de Pedrajas de San Esteban, entre los que figura el dueño del bar 'Razza', y otro de Medina del Campo, que en marzo de 2009 fueron detenidos en el marco de la 'Operación Piña Verde' acusados de un presunto delito de tráfico de drogas.

A falta aún de fecha para que los hechos sean objeto de juicio en la Audiencia Vallisoletana, el Ministerio Fiscal, en su escrito de calificación provisional, solicita ya la pena más elevada para el propietario del establecimiento, D.B.R, en concreto once años de privación de libertad y multa de 25.000 euros, seguido de las condenas de nueve años y seis meses que pide para otras dos personas más y multas de 12.000 euros, en los tres casos al aplicarles la agravante de venta en establecimiento público, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Otros dos de los imputados, J.C.A. y P.L.M.G, podrían ser condenados a penas de cuatro años y multas de 1.000 y 3.000 euros, respectivamente, mientras que una sexta persona, J.L.H.G, se expone a dos años de cárcel y al pago de una multa de 3.000 euros.

Su detención se produjo como consecuencia de las investigaciones desarrolladas por el Grupo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Guardia Civil tras detectarse un incremento de las denuncias por consumo o tenencia de estupefacientes en la vía pública registrado en Pedrajas de San Esteban y tener conocimiento de la posibilidad de que en el bar 'Razza', sito en la Ronda de Santana de la localidad, pudieran estar llevándose a cabo actividades relacionadas con el tráfico de drogas.

Así, las vigilancias montadas en los alrededores del bar permitieron comprobar que a última hora de la tarde el establecimiento registraba un trasiego constante de personas que entraban y salían al poco tiempo. Ello, unido al hecho de que el propietario, D.B.R, llevaba un nivel de vida sospechoso--poseía un vehículo de alta gama y varios bienes inmuebles a nombre de familiares--y no acorde a la explotación de su negocio hostelero, que había permanecido cerrado varios meses en 2008, condujo a los investigadores sobre la pista de que su fuente de ingresos pudiera estar relacionada con alguna actividad ilícita.

Ante ello, los funcionarios participantes en la 'Operación Piña Verde', con la autorización judicial, practicaron diversas intervenciones telefónicas cuyo contenido, tal y como sostiene el fiscal, permitieron confirmar que D.B.R. vendía a terceras personas cocaína y marihuana en el bar que explotaba y en su domicilio, en Pedrajas de San Esteban, para lo cual, según entiende probado, contaba con la participación activa de los otros procesados.

Ante ello, el 20 de marzo del pasado año, con colaboración de efectivos de la Compañía de la Guardia Civil de Medina del Campo --Puestos de Íscar y Medina del Campo--, se practicaron cinco registros judiciales, cuatro en Pedradas de San Esteban, uno de ellos en el citado bar, y otro en Medina del Campo, en los que se procedió a la detención de cuatro de los imputados y se intervinieron gran cantidad de sustancias estupefacientes, vehículos, dinero en efectivo, básculas de precisión, teléfonos móviles y dos vehículos.

Como consecuencia de esta primera fase de la operación fueron detenidos D.B.R., varón de 33 años; J.L.H.G., varón de 45 años; J.C.A., varón de 22 años, todos ellos vecinos de Pedrajas de San Esteban, y P.L.M.G., varón de 40 años y vecino de Medina del Campo.

Con posterioridad, como continuación de las investigaciones, el día 25 de marzo la Guardia Civil procedió a la detención de otras dos personas, también vecinas de Pedrajas de San Esteban.

En su día, la Guardia Civil destacó que con esta operación se logró desmantelar una de las más importantes redes de distribución de drogas de la provincia de Valladolid, ya que distribuían sustancias estupefacientes mediante venta de dosis al por menor en lugares de esparcimiento de jóvenes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies