El Servicio Municipal de Cuidado a la Infancia de Burgos atendió a 8.726 menores en 2017

Publicado 20/03/2018 12:54:20CET

BURGOS, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Municipal de Familia y Cuidados a la Infancia del Ayuntamiento de Burgos atendió durante el año 2017 a un total de 8.726 menores, según ha señalado la concejala de Servicios Sociales, Gema Conde, durante la presentación de la Memoria de esta área.

De ellos, 1.071 fueron atendidos por el Cuidado en Centros de Día, 166 en cuidados a Domicilio, mientras que 7.489 lo fueron mediante el cuidado grupal.

Estos servicios emplearon un total de 4.077 prestadas a través de varios programas de Atención Comunitaria, programas municipales, Colegios y Asociaciones.

Gema Conde ha indicado que a lo largo del 2017, el servicio fue utilizado por un total de 1.274 usuarios, con un total de 15.058 usos lo que representó un incremento con respecto a 2017 de 67 usuarios y 37 usos más.

Uno de los objetivos de este servicio es el de facilitar la conciliación de la vida familiar, laboral y social a través de un servicio que permita atender las necesidades puntuales de los menores.

Por lo que respecta al programa de Intervención Familiar y Protección a la infancia, Gema Conde ha señalado que se atendió durante el pasado año a un total de 448 menores en situación de desprotección, lo que supone un incremento del 15% con respecto al ejercicio anterior.

Las causas de esta atención fueron sobre todo tres: separación o divorcio de los padres, situaciones relacionales no adecuadas entre padres e hijos y ausencia de normas básicas de disciplina en el entorno familiar.

De la Memoria se desprende que se detectaron 14 casos de maltrato o violencia entre padres e hijos, al tiempo que fue la zona sur de Burgos la que experimentó un incremento de un diez por ciento de los casos atendidos con respecto a la media de otras zonas de la capital burgalesa.

En cuanto al perfil de las familias englobadas en el programa, fueron en su mayoría monoparentales de madre, separada o divorciada, con dos hijos a su cargo y con un alto índice de precariedad económica.

La concejala de Servicios Sociales ha mostrado su satisfacción por el hecho de que este programa haya sido capaz de detectar de forma rápida y eficaz los casos más conflictivos.