El servicio de Pediatría del Hospital Virgen de la Concha de Zamora recibe una donación de videoconsolas

 

El servicio de Pediatría del Hospital Virgen de la Concha de Zamora recibe una donación de videoconsolas

Actualizado 05/12/2014 22:19:37 CET

ZAMORA, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Virgen de la Concha de Zamora ha recibido ocho videoconsolas donadas por la Fundación Juegaterapia, una entidad sin ánimo de lucro nacida para hacer más llevadera la estancia del niño que requiere un ingreso hospitalario prolongado.

El gerente de Atención Primaria y Especializada de Zamora, Francisco Montes, acompañado por la jefa del Servicio de Pediatría, Teresa Gil, y la supervisora de Pediatría, Marci González, han recibido el material en el aula de juegos del centro hospitalario, un área que sirve de espacio de entretenimiento para los niños durante su estancia en el hospital.

El gerente ha agradecido esta iniciativa y ha destacado la labor de la Fundación Juegaterapia "por su entrega con los más pequeños que atraviesan un momento de especial dificultad en su salud".

La dotación consta de ocho videoconsolas con varios juegos cada una, que serán instaladas en las habitaciones de la planta de Pediatría del Hospital Virgen de la Concha.

El objetivo de esta iniciativa es que la distracción de las aventuras, los superhéroes, los partidos de fútbol o las carreras de coches permitan que el tiempo se pase más rápido y que los niños olviden por un instante su enfermedad.

También es importante señalar la labor que realiza la empresa de transportes Envialia que colabora altruistamente con la fundación para el envío de las consolas a los diferentes hospitales.

OBJETIVOS DE JUEGATERAPIA

La Fundación Juegaterapia, que nació como ONG en la primavera de 2010, dona a Hospitales de toda España consolas que muchas familias ya no necesitan, reciclándolas y haciéndolas llegar a cada centro.

Hasta ahora han repartido más de 900 videoconsolas en 50 hospitales de toda la geografía española y su proyecto cada vez llega a más hospitales de otros países como es el caso de Venezuela.

Desde esta organización creen firmemente en los beneficios que el juego tiene en los niños hospitalizados durante largas etapas.

Al estar fuera de casa, alejados de los suyos y en un entorno desconocido, la experiencia hospitalaria a menudo genera ansiedad y angustia en los pequeños.

Además, en ocasiones, los niños son sometidos a tratamientos que requieren cierto grado de aislamiento por el riesgo de infección, y no pueden asistir a las ludotecas del hospital. En estos casos, y en muchos otros, las televisiones, los ordenadores, las tablets y los juegos electrónicos se convierten en un medio fundamental de distracción para hacerles olvidar su situación en el hospital.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies