Servicios de emergencia y de la Policía Local reciben más de un centenar de llamadas en la Nochevieja Universitaria

Uno de los controles de acceso en la Nochevieja Universitaria.
EUROPA PRESS
Publicado 11/12/2015 14:14:49CET

SALAMANCA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Salamanca recibió más de un centenar de llamadas durante la celebración de la Nochevieja Universitaria, concretamente entre las 23.59 horas y las 05.00 horas.

En cuanto al Servicio de Emergencias de Castilla y León 112, su centro sumó otras 25 llamadas por intoxicaciones etílicas, unos avisos que se anularon en la mitad de los casos puesto que los afectados rechazaron la asistencia o se fueron del lugar "por medio propios".

Asimismo, se recibió una llamada por una agresión ocurrida en la confluencia de la Gran Vía con calle Varillas. En ese caso, a las 2.32 horas, se recibió la alerta de que un joven de 20 años había sido agredido y que estaba herido en la cabeza, quien tuvo que ser trasladado en ambulancia hasta el Complejo Asistencial de Salamanca.

Además, el 112 contabilizó cuatro llamadas por personas heridas con cortes o golpes que finalmente se fueron por sus medios, por lo que no fue necesaria la intervención de Sacyl; y se recibieron tres llamadas por agresiones y peleas en las que no hubo heridos, aun así se dio aviso a Policía Local y Cuerpo Nacional de Policía.

Ya, concretamente, en lo que respecta a la Policía Local de Salamanca, el dispositivo especial permitió que, una vez terminada la celebración las campanadas, se llevase a cabo el desalojo "ordenado y sin incidentes" de la Plaza Mayor, de acuerdo con el dispositivo previsto por la jefatura de la Policía Local.

Antes, sobre las 19.30 horas, se cortó la circulación de vehículos en las calles Pozo Amarillo, plaza del Mercado, Quintana, Juan del Rey, Prado, Iscar Peyra y Crespo Rascón, reabriéndose todas ellas pasadas las 2.00 horas de la madrugada.

TRÁFICO

La Vaguada de la Palma, donde se desarrolló un espectáculo de motos 'freestyle', se cerró al tráfico de vehículos durante toda la tarde del jueves, reabriéndose a las 22.00 horas.

No fue necesario cortar la Gran Vía y, por último, entre las 6.00 y las 8.00 horas del viernes, la Policía Local efectuó cortes puntuales y desvíos de tráfico en la calle San Gregorio (ronda entre puentes) para facilitar la recogida de viajeros por parte de varios autocares.

DENUNCIAS RUIDOS

Por lo que se refiere a las denuncias por ruidos, los agentes atendieron más de 30 requerimientos y llegaron a desalojar cinco pisos en los que se desarrollaban fiestas, ubicados en las calles San Pablo, avenida de Villamayor (2), Arapiles y paseo de Canalejas.

También, los agentes efectuaron mediciones en varios inmuebles situados en los entornos de la plaza de San Justo, Rúa Mayor, plaza de Gabriel y Galán, avenida de Portugal, las Úrsulas y Crespo Rascón.

BOCADILLOS 'ILEGALES'

Por último, la Policía Local efectuó el desmantelamiento de dos puestos ambulantes de venta de bocadillos, que carecían de las preceptivas licencias y que se encontraban ubicados en la Gran Vía y en la Plaza de la Reina.

Estos puestos, según ha informado el Ayuntamiento, contaban con carros de transporte, planchas de asar y bandejas de productos cárnicos expuestos "sin ningún tipo de protección sanitaria".

Sus titulares, C.M.V, D.M.V. y F.G.F., fueron denunciados por un posible delito contra la salud pública, que determinarán las autoridades sanitarias, y por venta ambulante sin licencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies