Silván inaugura la Casa del Parque de Babia y Luna (León), tras una inversión de 1,6 millones de euros

Actualizado 27/06/2014 13:48:14 CET

LEÓN, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, ha inaugurado este viernes la nueva Casa del Parque de Babia y Luna ubicada en Riolago de Babia (León), tras una inversión total de 1.678.2002 euros, destinados a la recuperación y apertura del edificio.

Fomento rehabilitó el antiguo Palacio de los Quiñones a través del Programa Arquimilenios con una inversión de 898.202 euros, mientras que el equipamiento, las áreas externas y el aparcamiento se han llevado a cabo con la colaboración de la Consejería, el Consorcio de la Reserva de la Biosfera de Babia y el Ministerio de Agricultura, y ha contado con una dotación de 780.000 euros.

El antiguo Palacio de Quiñones, donde se ha ubicado la Casa del Parque de Babia y Luna, data del siglo XIV cuando se levantó su muralla, pero a finales del siglo XVI y principios del siglo XVII se construyeron la portada y las edificaciones.

El palacio consta de un edificio principal rematado en su lado norte por un torreón de tres plantas e incluye un patio ajardinado cerrado por una muralla a la que se incorporan una pequeña edificación, la capilla, y unos almacenes rehabilitados, han informado fuentes de la Consejería de Medio Ambiente.

Para recuperar el edificio se han acometido cinco "grandes" actuaciones. En primer lugar, destacan la adecuación, la señalización y el vallado de la zona del aparcamiento que tiene 38 plazas para turismos y dos para autobuses, además de que se han mejorado los accesos a la casa del parque con una senda peatonal de 200 metros. A esta senda se añade otro camino accesible para personas con capacidad reducida.

Además, se ha construido una zona recreativa en el entorno del aparcamiento que incluye cuatro mesas y bancos, a la que vez que se han plantado árboles.

En el edificio principal se encuentra un área de atención al público en la planta baja, con tienda verde, maqueta táctil y sala de exposiciones temporales; una zona expositiva en la primera planta sobre las actividades tradicionales de la zona de Babia y Luna como son la trashumancia, la ganadería, la historia geológica, flora, vegetación, fauna y los aprovechamientos tradicionales del entorno; y un área destinada a laboratorio e investigación y a oficinas.

Además, la antigua capilla del palacio estará destinada a exposiciones y el proyecto ha contemplado un edificio polivalente, que consta de bar-cafetería y sala de usos múltiples.

En cuanto al exterior, el inmueble cuenta con señalización identificativa y de localización y con la figura de un mastín de bronce en detalle, emblema de la zona.

El futuro parque natural de Babia y Luna posee una superficie de 57.628 hectáreas que incluyen los términos municipales de San Emiliano y Sena de Luna en su totalidad y una parte de los municipios de Barrios de Luna y Cabrillanes.

La zona está incluida en la Red Natura 2000 de Castilla y León, pues está designada Zepa (Zona de Especial Protección para las Aves) y Lic (Lugar de Importancia Comunitaria) con el nombre de Valle de San Emiliano.