Soto señala que los menús sobrantes en los comedores de verano se devuelven a la empresa y defiende su utilidad

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Ayuntamiento de Valladolid

Soto señala que los menús sobrantes en los comedores de verano se devuelven a la empresa y defiende su utilidad

Publicado 17/11/2016 14:52:32CET

VALLADOLID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

La concejal de Educación, Infancia e Igualdad del Ayuntamiento de Valladolid, María Victoria Soto, ha asegurado este jueves que el Área desconoce el número de ausencias no avisadas con anticipación de niños participantes en el programa de comedores de verano, al tiempo que ha apuntado que las comidas que quedan sin repartir se devuelven a la empresa, para que las done a distintas organizaciones.

Así lo ha explicado Soto este jueves después de que el Grupo Municipal Popular haya criticado que el Ayuntamiento haya "tirado" 963 menús durante el programa 'Compartiendo en verano' en su edición de 2016, según los datos reflejados un documento que aseguran les ha enviado el Área de Educación del cual la edil socialista ha asegurado que no sabe "de dónde ha salido".

Soto ha explicado que este año el Ayuntamiento ha realizado el control del contrato mediante los informes quincenales que enviaba la empresa encargada del servicio de comedores en cuatro colegios durante los meses de verano, en los que figuraba el número de niños que avisaban con tiempo de que no podían ir.

Según ha explicado el PP en rueda de prensa, tras solicitar los datos sobre los resultados del programa llevado a cabo los pasados meses de julio y agosto, se recibió un "sobre" en el que, por un lado, venía un documento de contestación oficial firmado por la directora del Área que informa sólo del número de "participantes" --5.451--, el coste de las comidas encargadas a la empresa --19.023,99 euros; el coste de la retribución de los monitores --23.516,02 euro-- y el total de las facturas.

Además, el presidente del Grupo Municipal Popular ha asegurado que se incluía otro documento en el que, además, se recogen datos como las bajas comunicadas previamente --409--, las no comunicadas --963-- y el número final de asistencias al programa 4.488, que coincide con el de los "participantes" reflejado en el primer documento, con la resta de las ausencias sin comunicar.

Los representantes del PP aseguran que esa cantidad de 963 son los menús que el Ayuntamiento habría "tirado" por que el número de comidas encargadas era superior a los niños que asistían. Asimismo, han acusado a la concejal de "mentir presuntamente" por que los datos de la contestación oficial ocultan algunas de las cifras recogidas en el segundo documento.

En este sentido, Victoria Soto ha reconocido que le gustaría "saber quien ha proporcionado" al Grupo Popular los datos que indican las 963 ausencias sin avisar, aunque ha reflexionado que "si un niño falta un día y no avisa, es difícil de controlar", al tiempo que ha recordado que se trata en muchos casos de alumnos de "colectivos complicados" próximos al absentismo escolar.

La edil ha defendido que, de 5.451 comidas encargadas "900 y algo no son muchas bajas" y ha recordado que los menús que no se entregaban a los participantes en el programa, al igual que ocurre con los de los comedores durante el curso escolar, eran devueltos a la empresa que los proporcionaba, la cual a su vez los dona a determinadas organizaciones.

A juicio de la edil, el "problema" de esta polémica es "que el PP de Valladolid nunca ha querido apostar por este programa" y ahora "trata una vez más de echar porquería" sobre algo que considera que funciona y que el pasado verano ha dado de comer a 140 niños durante todo el verano. "Estamos en un período, nos parezca o no, en el que todavía hay crisis", ha recalcado.

Igualmente, ha reprochado a los 'populares' que anuncien "con ese desparpajo que se han tirado comidas", cuando durante varios años "miraron para otro lado" sobre la Carta de Conformidad que firmó el exalcalde del PP, Francisco Javier León de la Riva, y que daba garantía de devolución de 100 millones de euros del préstamo bancario a la Sociedad Valladolid Alta Velocidad.

Soto ha explicado que el programa tiene una parte "lúdica" y otra de "formación y de dar hábitos a los chavales". En cuanto a la vertiente de la comida, ha apuntado que los niños no están "desnutridos, sino malnutridos", ya que el problema es que de no ser por los comedores "no comían como es debido, verduras, pescado o lácteos".

Según ha aseverado Soto, la gente está "muy contenta", el programa continuará en 2017 y ella quiere continuar el trabajo para garantizar la alimentación adecuada de niños de familias con escasos recursos.

Los representantes del PP han reclamado que el alcalde, Óscar Puente, "debe aclarar la situación" y, en favor de la transparencia municipal, poner a disposición de la oposición "todos y cada uno de los datos reales de gestión del programa". Al mismo tiempo, han reclamado que la concejal del Área comparezca en comisión para aportar "todos los datos" del expediente.

En opinión de los 'populares' los datos de que las casi 1.000 ausencias no comunicadas son una muestra de que el programa se dirigía "más a la conciliación familiar en los meses de verano que a intentar acabar con el hambre infantil".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies