Suárez-Quiñones apunta que el nuevo Protocolo del lobo deberá pasar por el Patronato y la Comisión de Picos de Europa

Reunión preparatoria del Centenario de Picos de Europa
JCYL
Publicado 09/04/2018 21:12:29CET

VALLADOLID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha apuntado este lunes que el nuevo Protocolo del lobo ibérico en el Parque Nacional de Picos deberá pasar por el Patronato y posteriormente ser aprobado por la Comisión del parque, de la que forman parte las comunidades de Castilla y León, Asturias y Cantabria.

El representante de la Junta ha apostado por la necesaria "compatibilidad" entre la conservación del lobo ibérico, como especie protegida, y el ganado de la zona de Picos de Europa, como recurso "autóctono y necesario".

Asimismo, ha defendido la "absoluta legalidad" del proceso, ya que el Protocolo del lobo es necesario para manejar y controlar la situación y buscar un equilibrio. Eso sí, también se debe establecer la adecuada "regulación del control de la especie cuando hay daños" en las poblaciones, pues los ganaderos lo reclaman.

Este nuevo protocolo, ha puntualizado Suárez-Quiñones, se encuentra en proceso de articulado y, ha recordado, no ha pasado aún por el Patronato de Picos de Europa, que debe informar sobre el mismo, y posteriormente será aprobado por la Comisión del Parque nacional y "amparado en las normas de interés general".

En todo caso, ha recordado que para la protección de la especie existen normas europeas, nacionales y autonómicas, por lo que "nada puede ir mas allá de lo que la norma permita".

Ante las críticas al Protocolo, Suárez-Quiñones ha incidido en que "aquellos que sólo ven uno de los intereses no estarán de acuerdo", sin embargo ha recordado que quienes gobiernan deben hacer "confluir" los criterios de conservación del lobo y de garantía de las actividades ganaderas, por lo que ha comprometido que harán "todo lo necesario" para ello.

El consejero ha realizado estas declaraciones en la reunión de las tres comunidades que comprenden Picos de Europa para abordar la celebración del Centenario de la creación del Parque Nacional en 1918. Una reunión en la que se han puesto cosas en común pero manteniendo el ámbito de actuación de cada parque.

Suárez-Quiñones ha detallado que cada comunidad organizará su propia programación, pero que también se coordinarán una serie de acciones conjuntas con el fin de fomentar la promoción, la difusión de los valores y la actividad económica de los territorios que abarca el parque.

Las actividades comenzarán a partir del 22 de julio y se extenderán hasta 2019 y el consejero ha recordado que en ese espacio se podrá ver la inauguración de la nueva Casa del Parque en Oseja de Sajambre (León), mientras se avanzará en la conclusión del centro de Recepción de Visitantes de Posada de Valdeón.