Alerta sobre el incremento en 2017 del número de intoxicados por monóxido y gas

Suárez-Quiñones, en el balance del 112.
EUROPA PRESS
Actualizado 12/02/2018 13:47:53 CET

Se registraron 152 incidentes, 235 afectados y siete fallecidos

VALLADOLID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El número de incidencias, afectados y fallecidos por inhalación de monóxido de carbono o gas experimentaron en 2017 en Castilla y León un importante incremento del 8,5 por ciento respecto del ejercicio anterior, tal y como ha lamentado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, durante el balance de la actividad del Servicio de Emergencias 112 desplegada el pasado año.

Pese a las campañas realizadas para prevenir y evitar este tipo de incidentes, en 2017 el 112 contabilizó 152 incidentes, 235 afectados y siete fallecidos, frente a los 140, 195 y cuatro muertos registrados, respectivamente, en 2016, cifras que han llevado al consejero a lanzar la voz de alarma para concienciar a los ciudadanos sobre una buena revisión de las instalaciones de gas y de los sistemas de calefacción vegetal.

"Nos preocupamos cada año, pues a pesar de las campañas en televisión y otros medios se siguen produciendo estos casos. Invito a los ciudadanos a que sigan los consejos de protección en nuestra web", ha insistido Suárez-Quiñones en el balance de la gestión del Servicio de Emergencias 112 relativo a 2017 en el que se constata un incremento en el número de incidentes gestionados y una caída en cuanto a las llamadas atendidas.

Así, en el primer caso el 112 gestionó el pasado año 304.229 incidentes, un 3,9 por ciento más que en 2016, equivalente a una media diaria de 834, mientras que el número de llamadas se situó en 1.228.342, un 3,4 por ciento menos, a razón de una por cada 25 segundos.

En su comparecencia ante los medios, el consejero, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha ensalzado el papel desempeñado por la Sala del 112 y su plantilla a los que ha calificado como "uno de los pilares fundamentales de la seguridad de los ciudadanos de Castilla y León", cuyo objetivo, ha añadido, es "atender en todo momento una situación de emergencia y dar una respuesta adecuada", algo que, además de en castellano, se ofrece en otros cinco idiomas.

Uno de los episodios que puso a prueba al operatividad del servicio se produjo la noche del 6 al 7 de enero como consecuencia de la fuerte nevada caída y que dejó incomunicadas a miles de personas en la AP-6, en la provincia de Segovia.

Esa noche se registraron picos de llamadas que se elevaron a las 800 en una hora y que marcaron un "hito histórico desde la creación de esta sala en 2002", ha destacado Suárez-Quiñones, quien, ante las criticas de sobrecarga de trabajo recibidas entonces, reconoce que las situaciones de estrés sufridas por el personal tratarán de ser corregidas mediante la introducción de mejoras en el pliego de contratación.

Sobre la eficacia en la gestión del servicio en 2017, con respuesta en unos 6,7 segundos de media (tiempo tardado en descolgar el teléfono) y gestión del incidente antes de un minuto, Suárez-Quiñones ha citado, entre otros, los 15.900 accidentes viales sin heridos gestionados, los 5.590 siniestros con víctimas en carretera, el millar de atropellos, las más de 40.000 emergencias sanitarias, los 10.100 incendios de todo tipo--762 en viviendas, 516 en vehículos y 2.978 forestales--o los 257 rescates, entre ellos 174 en montaña, y las más de 4.700 peleas y agresiones.

Pero además, el titular de Fomento y Medio Ambiente ha incidido en que el éxito del servicio radica en la interconexión existente con un total de 93 organismos que se activan a la hora de gestionar un incidente, todo ello a través de la plataforma tecnológica con que cuenta la Sala del 112.

En este sentido, el 112 requirió en 2017 la intervención de dichos organismos en 464.953 ocasiones (428.550 en 2016), lo que equivale a un aviso cada 68 segundos.

De esos avisos, el 54,4% requirieron la presencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o de alguna Policía Local, el 35,1% de Emergencias Sanitarias y el 4,5 de los servicios de extinción de incendios. El resto se reparte entre avisos a Medio Ambiente, Centro Coordinador de Emergencias de Protección Civil y empresas de servicios básicos.

GUÍAS PARA PREVENIR AVENIDAS

En su alocución, el consejero no se ha olvidado tampoco de subrayar la eficacia e importancia de las 110 guías de respuesta ante episodios de inundaciones para las provincias de León y Palencia entregadas en 2017, que se suman a las 35 facilitadas el anterior ejercico a municipios de Zamora, y a las que se unirán las que se tiene previsto entregar este año en núcleos de población con riesgo de avenida en el resto de la Comunidad.

Estas guías se han realizado conforme a los datos proporcionados por las confederaciones hidrográficas y permiten un análisis detallado de afecciones a núcleos de población.

La información que proporcionan estas confederaciones, una vez analizada por el Centro Coordinador de Emergencias, ha permitido que, como novedad, desde el 112 se hayan podido realizar un total de 88 avisos telefónicos específicos a diferentes ayuntamientos, lo que les facilita la toma de decisiones y el poder llevar a cabo medidas de autoprotección para la población de manera anticipada ante inundaciones.

SATISFACCIÓN DEL 98,74 POR CIENTO

La encuesta anual de satisfacción que elabora el Centro de Emergencias refleja que el 98,74% de las personas que contactaron con el 112 está satisfecho con el tiempo de respuesta a su llamada. El mismo porcentaje se de satisfacción se alcanza en respuesta a la pregunta sobre el trato recibido por parte de los gestores de llamadas.

Por lo que respecta a la distribución de los incidentes por provincias, es Valladolid la que encabeza la lista, con 61.249 incidentes, seguida por las provincias de Burgos, con 58.666, y León, con 52.088 incidentes.

El Centro de Emergencias Castilla y León 112 tiene capacidad para atender llamadas en inglés, francés, alemán y portugués. En 2017, se han atendido en esos idiomas un total de 1.385 llamadas, de las cuales el 39,1 % fueron en portugués (541 llamadas). El 37,9 % (525 llamadas) se atendieron en francés, mientras que otras 297 (el 21,4 %) en inglés. Llamadas en alemán se atendieron 21 (el 1,5 %). A mayores, en 2017 se atendió además una llamada en italiano.

A lo largo de 2017, el Centro de Emergencias ha recibido un total de 2.466 personas en visitas organizadas para conocer su funcionamiento, la mayor parte de ellas fueron alumnos de Primaria y Secundaria.

Por su parte, el Grupo de Rescate de la Junta de Castilla y León se ha activado en 2017 en 56 ocasiones. Las provincias en la que más intervenciones ha realizado son León, con 20; Ávila, con 17, y Burgos, con 7.

Otras cinco intervenciones se realizaron en la provincia de Palencia y, finalmente, dos en las provincias de Segovia y Zamora y una en Soria, además de dos intervenciones fuera de la Comunidad. Por meses, agosto, con 14 activaciones, encabeza la lista, seguido por enero, abril, agosto y septiembre, con 6, y junio, con 5.