Suárez-Quiñones visita la nueva EDAR y la red de calor de la localidad vallisoletana de Olmedo

Actualizado 27/02/2017 13:25:45 CET

OLMEDO (VALLADOLID), 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el alcalde de Olmedo, Alfonso Centeno, han visitado hoy la nueva estación depuradora de aguas residuales (EDAR) y la red de calor que conecta cinco edificios en dicha localidad vallisoletana, promovida por la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (Somacyl), y cuya inversión global asciende a casi 4,4 millones de euros.

Las obras de la EDAR han consistido en la ejecución de un pre-tratamiento y posterior tratamiento biológico de oxidación prolongada tipo carrusel, con un sistema de decantación secundaria, además de dos edificios para control e instalaciones, así como la línea completa de fangos. Próximamente comenzarán las obras de naturalización de las antiguas balsas, para poder recibir el agua tratada en la EDAR y convertirse así en un humedal.

El presupuesto para la obra ha ascendido a cuatro millones de euros, de los que el Ayuntamiento de Olmedo aportará 600.000 euros y Somacyl el resto, a la vez que esta empresa pública realizará el mantenimiento y explotación de la planta durante 25 años.

La nueva depuradora está diseñada para un caudal de 81 metros cúbicos, pudiendo llegar hasta los 242 en momentos punta y beneficiará a una población de 10.000 habitantes equivalentes, frente a los 6.300 actuales.

Olmedo poseía unas balsas de lagunaje para el tratamiento de sus aguas residuales con un tratamiento claramente insuficiente, situación que, habida cuenta de su tamaño y de su carga industrial, hacía necesaria una depuradora convencional.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente tiene el objetivo de cumplir con la función de ayuda a los entes locales en la ejecución de aquellas actuaciones necesarias para garantizar el cumplimiento de los objetivos de calidad de los vertidos de aguas residuales fijados por la normativa europea.

Estas actuaciones suponen completar las instalaciones de depuración de las 198 aglomeraciones urbanas de más de 2.000 habitantes equivalentes, garantizada ya en más del 97 %, dando cumplimiento a las exigencias comunitarias en materia de depuración de aguas residuales urbanas.

La Junta realizará una actuación en 40 municipios de la Comunidad con una inversión de 75 millones de euros. En la provincia de Valladolid, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente actuará durante esta legislatura en once instalaciones con una inversión de 25,88 millones de euros.

RED DE CALOR

Por su parte, la red de calor de Olmedo conecta cinco edificios municipales, los dos edificios de la Residencia Nicolás Rodríguez, los dos del CEIP Tomás Romojaro y la guardería La Alborada, y su diseño permite dar suministro de energía térmica para calefacción y agua caliente sanitaria.

La central de producción de calor se ha ubicado en un edificio de nueva planta que mediante una red de tuberías enterradas suministra energía térmica a las cinco salas de calderas. La nueva instalación cuenta con dos calderas de biomasa de 300 kw de potencia térmica, alimentadas por pellets y un sistema de telegestión para controlar los contadores y el estado de las calderas.

La inversión en la red de calor ha sido de 338.404 euros y con ella se sustituirá el consumo de más de un millón de litros de gasoil por un consumo de biomasa superior a los 2,2 millones de kilogramos, evitando así la emisión de tres millones de kilos de CO2. Somacyl gestionará las instalaciones por un periodo de quince años.

Las calderas anteriores eran de gasóleo, con más de 20 años de antigüedad y algunas de ellas presentaban problemas de funcionamiento, por lo que se requería su próxima sustitución para asegurar el suministro de calefacción en los centros.

EFICIENCIA ENERGÉTICA

Desde el año 2013, la Junta de Castilla y León está llevando a cabo un importante programa de actuaciones de ahorro y eficiencia energética promovidos a través de la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León, Somacyl.

En el ámbito de este programa, Somacyl ha llevado a cabo 25 actuaciones para la sustitución de combustibles fósiles por biomasa, mediante la instalación de calderas individuales y redes de calefacción centralizadas que utilizan como combustible pellets de madera y astilla forestal.

Más de un centenar de edificios públicos de Castilla y León recibe ya suministro energético procedente de los 34,8 millones de kw/h generados a base de biomasa. El consumo de astilla forestal y pellets ha superado las 13.000 toneladas, con una reducción equivalente de emisiones de CO2 a la atmosfera.

Para los próximos años, Somacyl tiene prevista la ejecución de más de 30 proyectos nuevos, redes de calor con biomasa de gran envergadura en ciudades como Salamanca, León y Ponferrada, con una inversión total presupuestada que supera los 40 millones de euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies