El septuagenario encerrado en el Ayuntamiento de Cigales (Valladolid) abandona las dependencias municipales

Actualizado 19/09/2007 18:44:52 CET

CIGALES (VALLADOLID), 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El hombre que permanecía encerrado y que amenazaba con quemar el Ayuntamiento de Cigales (Valladolid), Néstor C, de unos 70 años, abandonó hace escasos minutos el edificio tras una conversación mantenida con el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid, Francisco Javier Galache.

A las 16.25 horas y después de siete horas de encierro --Néstor C. llegó al Ayuntamiento de la localidad minutos después de las 9.30horas--, el septuagenario abandonó el Ayuntamiento por su propio pie, con una bolsa de la mano y tras mantener una conversación por el balcón con Galache.

Néstor C. fue trasladado a un lugar aún no precisado y en un turismo Renault Laguna de la Guardia Civil tras su salida de dependencias municipales, que amenazó con quemar esta mañana como modo de protesta por una sentencia judicial favorable a una empresa que supone expropiación de parte de su terreno.

La negociación con Néstor C. comenzó esta mañana en y se trasladó incluso, por vía telefónica, al plató del programa 'Las mañanas de Cuatro', en Cuatro Televisión, donde Néstor C. y el concejal de Urbanismo de Cigales, Jesús San Antolín, mantuvieron una conversación en la que trataron de acercar posturas e incluso la presentadora del programa, Concha García Campoy, trató de convencer al individuo para que abandonara el edificio.

Mientras que San Antolín ofreció al hombre la ayuda del Ayuntamiento para tratar de buscar una solución al problema que ha originado su encierro, Néstor C. se negó a abandonar su postura si no aparecía un juez de Valladolid aunque finalmente y sin presencia judicial, salió del Consistorio.

Aunque el concejal ofreció la ayuda del juez de paz con el pretexto de que los jueces de Valladolid se encontraban ocupados, Néstor se negó y afirmó que habría que esperar a que quedara "uno libre".

El concejal de Urbanismo insistió en que el Consistorio no podía hacer nada debido a que es un problema entre particulares pero se ofreció a colaborar y sentar a las partes a negociar, incluso se prestó a subir a buscarle al Ayuntamiento en el que se encerró para salir los dos juntos, pero el intento no fue fructífero.

El hombre llegó sobre las 8.55 horas de hoy al Consistorio, accedió a uno de los despachos, lo roció con gasolina y amenazó con prender fuego al edificio.

Según la Benemérita, que contactó con el individuo, las personas que estaban en el Consistorio lo abandonaron con rapidez, mientras que se procedió a acordonar la plaza donde se encuentra el Ayuntamiento y donde se congrega la gente del municipio.

Hasta el lugar de los hechos, además de agentes de la Guardia Civil, se desplazaron miembros del Cuerpo de Bomberos y una UVI móvil como medida de prevención.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies