La 'Suites 156' de Picasso, "diario íntimo" de su vejez en Segovia

 

La 'Suites 156' de Picasso, "diario íntimo" de su vejez en Segovia

Actualizado 24/02/2012 16:12:19 CET
Un Hombre Contempla Obras De La Exposición De Picasso
Foto: EUROPA PRESS

El comisario de la muestra invita a visitar la colección varias veces para "leer" lo que subyace en cada estampa

   SEGOVIA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Obra Social y Cultural de Caja Segovia y la Fundación Bancaja han inaugurado este viernes en el Torreón de Lozoya de Segovia la exposición 'Picasso. Suite 156', una colección de grabados que refleja, a modo de "diario íntimo", los últimos días de la vida del pintor, fallecido el 8 de abril de 1973.

   Las salas donde se exhibe ya han albergado obras del autor malagueño en otras ocasiones, si bien ésta es la primera vez que quedan ocupadas íntegramente por una muestra monográfica, según ha destacado el presidente de Caja Segovia, Atilano Soto, durante la presentación de la misma.

   'Picasso. Suite 156' llega a Segovia fruto de la cooperación entre la entidad segoviana y Bancaja, a cuyos fondos pertenece. Para ambas entidades, creadoras de Bankia, esta primera colaboración abre a partir de ahora, como ha señalado Soto, "un camino ilusionante".  

   La colección está formada por un conjunto de 156 planchas de cobre que el autor grabó entre enero de 1970 y marzo de 1972, cuando tenía más de 90 años. El comisario de la muestra, Juan Carrete, ha apuntado que en las obras se aprecia esa vejez a través de una iconografía que no deja de mostrar a Picassos ancianos.

   Carrete ha explicado que las piezas no guardan una visión de conjunto, pero que todas tienen en común una mirada retrospectiva a la vida y obra y un guiño a la memoria visual del artista. Por eso, se vislumbra el tema del circo, al que Picasso era asiduo en su juventud; el desnudo femenino, con imágenes de burdeles, o su "deuda" con otros pintores por los que sentía admiración, como Rembrandt, Ingres, Degàs, Delacroix, Goya o Velázquez.

   La colección forma parte de los más de 2.000 grabados del autor, para quien "grabar era igual que escribir", según ha asegurado el comisario. Para éste, la Suite debe considerarse como un libro con 156 capítulos y verse con cautela, ya que "cada obra contiene una enorme cantidad de temas".  "Hay que leerlo poco a poco y no darse el atracón. Hay que venir varias veces e intentar conocer lo que hay detrás de cada estampa", ha invitado.

   Esta serie póstuma fue impresa por los hermanos Piero y Aldo Crommelynck, a quienes el artista malagueño había conocido en París en los años 40. En 1963 ambos estampadores se instalaron en Mougins --en las cercanías de Cannes, uno de los lugares predilectos de Picasso--, y montaron un taller de grabado para asistir al autor, si bien las tiradas de la edición se llevarían a cabo en París.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies