Un total 1.800 piezas arqueológicas cedidas por Nicasio Rodríguez Durán pasará al futuro museo de Benavente (Zamora)

Actualizado 30/06/2006 18:24:01 CET

ZAMORA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un total de 1.800 piezas arqueológicas y paleontológicas, cedidas a la ciudad de Benavente por los herederos de Nicasio Rodríguez Durán (1929-2002) formará la base de la sección de Arqueología del futuro Museo de Benavente (Zamora), según informaron hoy fuentes municipales. El estudio y catalogación del material, solicitado por el Centro de Estudios Benaventanos Ledo del Pozo y el Ayuntamiento de Benavente, se realizó entre noviembre de 2005 y mayo de 2006. La firma especializada Strato fue sido la encargada del estudio, consistente en la catalogación e inventariado de las más de 1.800 piezas arqueológicas y paleontológicas que componen la colección de Rodríguez Durán, de la que es depositario el C. E. B..

El material donado a la ciudad procede en su mayor parte de la comarca benaventana y el resto, de otros términos de la provincia de Zamora y de las de León, Jaén y Sevilla. Entre los objetos atesorados por Nicasio Rodríguez Durán se encuentra la colección de monedas romanas más numerosa de la provincia, unas 350, según el historiador Fernando Regueras.

La colección, depositada temporalmente en el Centro de Estudios Benaventamos Ledo del Pozo, se convertirá en la base para conformar la sección arqueológica del futuro Museo de Benavente, en cumplimiento de la voluntad tanto del propio Rodríguez Durán como de sus herederos. No obstante, una selección de las piezas más destacas serán expuestas en el Centro Cultural Soledad González.

El benaventano Nicasio Rodríguez Durán adquirió su afición por la Arqueología en Alemania, donde residió durante varias décadas. Tras su regreso a España, en 1968, puso en práctica su pasión por las antigüedades, en unos momentos en los que esta disciplina aún no estaba regularizada.

La colección "ha servido de acicate a muchos investigadores porque Rodríguez Durán descubrió la mayor parte de los yacimientos arqueológicos de la comarca de Benavente e informó de algunos hallazgos espectaculares", entre ellos la Villa Romana de Requejo y el Miliario del Priorato, según aseguró Fernando Regueras durante la presentación de la colección. "Su voluntad siempre fue la de reintegrar estas piezas a la tierra que las había generado; es decir, convertirlas en un legado al municipio de Benavente que fuese memoria del territorio y de la tierra que él había recorrido durante tantos años. A su muerte, en 2002, sus hijos se hicieron eco del interés de su padre por donar la colección y declararon la voluntad de integrarla en un Museo de Benavente", afirmó el historiador.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies