Tres detenidos por tráfico de drogras tras hallar un laboratorio clandestino en la zona del Arlanza (Burgos)

Guardia Civil Nota De Prensa
EP/GUARDIACIVIL
Actualizado 12/11/2011 14:18:00 CET

Efectivos de la Guardia Civil encuentran un taller "perfectamente acondicionado" para el cultivo de marihuana

BURGOS, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de la Guardia Civil han detenido a tres personas como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas tras hallar en sus dependencias un laboratorio clandestino en la comarca del Arlanza, en la provincia de Burgos, además de diversos objetos procedentes de robos y herramientas, según han informado a Europa Press fuentes de la Benemérita.

En total, los efectivos se han incautado de 17 plantas vivas de marihuana con un peso de 2,9 kilogramos, además de 301 gramos de marihuana dispuesta en bolsitas y dentro de botes y frascos y tres tabletas de polen de hachís con un peso de 325 gramos.

Los detenidos son R.G. varón de 23 años, D.G. varón de 28 años y G.P. varón de 26 años, los dos ya contaban con antecedentes como autores de un delito contra la Salud Pública por tráfico de drogas. Adicionalmente, se les imputa la comisión de varios delitos por robo con fuerza.

Las detenciones son fruto de una investigación iniciada desde el puesto de Lerma sobre la comisión de una serie de robos ocurridos a lo largo del segundo semestre del año, en varios municipios de esta comarca. Como consecuencia de este dispositivo en octubre de llevó a cabo la identificación de tres personas como sospechosos, pero, finalmente, no fueron detenidos.

Sin embargo, las indagaciones posteriores, unidas a una serie de vigilancias discretas, llevó a los agentes hasta un pequeño municipio donde fueron localizados estos tres detenidos en un chalé adosado, tras lo que fueron sorprendidos cuando descargaban material de un Volkswagen Golf, en concreto varias barras tipo uña, una maza y un inhibidor de frecuencia utilizado para inutilizar alarmas.

Ante esta situación, los efectivos de la Guardia Civil procedieron a su indentificación, momento en el que uno de los ya detenidos intentó huir portando un frasco en las manos que, tras ser interceptado, se comprobó que el recipiente contenía marihuana dispuesta ya en bolsitas para hacer más fácil su distribución.

Tras la detención de las tres personas que fueron puestas a disposición del Juzgado y se precintó la vivienda hasta un posterior registro, que se realizó bajo autorización judicial.

Así, en el interior del domicilio se halló laboratorio clandestino dedicado al cultivo y elaboración de droga. En una habitación, perfectamente acondicionada en paredes y suelo, se cultivaban 17 plantas de distintas variedades de marihuana, plantadas en tiestos identificados según la clase, además de dos lámparas de alta potencia recreaban un ambiente de invernadero y otros dos ventiladores aireaban la estancia.

También se encontraron dos balanzas, una de ellas de precisión, temporizadores, planchas reflectoras de luz y calor y utensilios necesarios para la elaboración de la droga completaban el resto del "mobiliario".

Las 17 plantas incautadas arrojaron un peso, en verde, de 2900 gramos. Fruto del registro se aprehendieron 301 gramos de marihuana dispuesta en bolsitas y dentro de botes y frascos. También tres tabletas de polen de hachís que arrojaron un peso de 325 gramos.

De forma adicional fueron encontrados un televisor, sistema de airbag de vehículos, gps, radio/dvd y radio/cd de vehículos, ordenador portátil y dos cámaras fotográficas cuya procedencia podría ser el robo, ya que los detenidos no han podido demostrar su origen y titularidad

Los agentes también hallaron un utensilio utilizado para el forzamiento, mediante fractura y extracción del bombín, de las cerraduras de las puertas provisto de varias puntas, que junto con las herramientas manuales y eléctricas, inhibidor de frecuencia, barras de uña y maza encontradas ponen de manifiesto que el grupo se dedicaba también al robo mediante la fuerza en las cosas y operaba sobre viviendas, comercios y naves agrícolas y ganaderas.

La investigación, que sigue abierta y gracias a la cual se podrían esclarecer al menos 5 hechos delictivos ocurridos desde el pasado verano, ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción número 1 y coordinadas por el Puesto de la Guardia Civil de Lerma.