Condenado en Valladolid a 13 años de cárcel por violar, pegar y vejar a su novia

Sede de la Audiencia de Valladolid.
EUROPA PRESS
Actualizado 10/04/2018 17:45:57 CET

   VALLADOLID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Audiencia de Valladolid ha condenado a 13 años de cárcel al ciudadano de origen marroquí, O.A, que fue juzgado bajo la acusación de violar, pegar y vejar a su pareja sentimental durante la estancia de ambos en junio de 2014 en la localidad de Medina del Campo.

   En su fallo, al que tuvo acceso Europa Press en fuentes jurídicas, la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Provincial estima probado que el encausado, para quien el fiscal y la acusación particular habían solicitado una condena global de 18 años de prisión, cometió un delito de agresión sexual, dos de lesiones, otro de vejaciones injustas y un quinto de maltrato habitual y acuerda imponerle globalmente los 13 años citados de privación de libertad y diez días de localización permanente.

   Como medidas de seguridad, el tribunal acuerda también imponer la prohibión de comunicar con la víctima y acercarse a ella a menos de 500 metros, privación del derecho a portar armas durante dos años y la libertad vigilada del condenado durante seis años a partir de su puesta en libertad una vez que cumpla condena, y todo ello junto con la obligación de indemnizar a la víctima con 6.500 euros por daños morales.

   Los hechos, por los que O.A, ingresó el primer día del juicio en prisión provisional, nada más acabar la sesión, a petición del fiscal por el riesgo de fuga y a tenor de lo visto ya durante las primeras testificales, se remontan al mes de junio de 2014 y tuvieron por escenario la localidad vallisoletana de Medina del Campo, a la que el ahora condenado y la víctima, por entonces pareja, llegaron procedentes de Bélgica en busca de trabajo.

LA ORINÓ ENCIMA EN LA CALLE

   Las acusaciones entendían probado que el procesado, para quien su letrado pidió un fallo absolutorio y en caso de condena que se le apliquen las atenuantes de drogadicción y dilaciones indebidas, maltrató y vejó a su pareja, de orien belga, con insultos, golpes--con un cinturón y el cable de un móvil--e incluso orinó encima un día cuando ella se encontraba en un banco, no sólo durante los primeros días en los que pernoctaron en parques de la Villa de las Ferias sino a posteriori en el domicilio de una conocida de él que les dio cobijo.

   Aunque él lo negó todo, tanto la víctima, que declaró por videoconferencia desde Bruselas, como la propietaria del piso ratificaron los episodios de maltrato sufridos por la mujer, entre ellos el empujón que le propinó O.A contra una ventana, con riesgo incluso de caer por ella, y sobre todo la violación anal padecida el 29 de junio en el baño del inmueble, lo que llevó finalmente a la mujer a presentar la correspondiente denuncia.   

   Los informes de los médicos forenses confirmaron también que las lesiones observadas en la denunciante eran compatibles con los violentos hechos narrados por ella.   


-. Firma: AEC .-