TSJCyL paraliza cautelarmente las obras del sector 1 de la Ciudad del Medio Ambiente de Soria

Actualizado 15/11/2010 15:22:24 CET

VALLADOLID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Sala Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha paralizado cautelarmente las obras del sector 1 de la Ciudad del Medio Ambiente de Garray (Soria) tras el recurso presentado por la asociación ecologista 'Centaurea' por "irregularidades" en dichas obras que ha afectado a zonas "de alto valor medioambiental".

El abogado y portavoz de Centaurea, Carlos Bravo, ha explicado, en declaraciones a Europa Press y tras conocer hoy el auto del TSJCyL, que la asociación recurrió la orden del 10 de febrero de la Consejería de Medio Ambiente que dio luz verde a las obras en el sector 1 de la Ciudad del Medio Ambiente "por posibles irregularidades".

Al respecto, Bravo explicó que se pudo comprobar que las obras en el sector 1, que comenzaron el pasado mes de junio, "no se ajustaban a la ley de la Ciudad del Medio Ambiente y estaban afectando a zonas de alto valor ecológico", lo que llevó a la asociación ecologista a pedir al alto tribunal castellanoleonés la protección de las masas arbóreas, los acuíferos, los cauces, los humedales y el suelo urbanizable de especial protección.

Ahora, la sala Contencioso-Administrativo ha dado la razón a la asociación ecologista al decidir la paralización cautelar de las obras en el sector 1, aunque la Junta dispone de un plazo de cinco días para presentar un recurso de casación.

A pesar de esta paralización, Carlos Bravo ha asegurado que se ha causado un importante daño en la zona ya que, según ha precisado, "se ha actuado de forma agresiva" lo que ha provocado, según el portavoz de Centaurea, que se hayan eliminado zonas de nidos de milano y otras aves rapaces, hayan desaparecido los restos de un aeródromo de la Guerra Civil, además de que se han talado árboles en las zonas boscosas.

En el auto, al que ha tenido acceso Europa Press, se recoge, en los fundamentos jurídicos, que las obras "están produciendo gravísimas afectaciones al medio natural cuya reparación resultará imposible" además de que reconoce "que los daños en materia medioambiental serían irreparables, siendo el interés económico secundario" a lo que añade que la aplicación de la medida cautelar "no tiene por que suponer la paralización total del proyecto".

En el auto, la sala Contencioso-Administrativo ha acordado adoptar medidas de protección de las masas arbóreas mediante la prohibición cautelar expresa de tala o eliminación de los árboles singulares y áreas boscosas; la protección de cauces, acuíferos y humedales mediante la prohibición cautelar de actuaciones conducentes a la degradación o desecación de los humedales y la protección del suelo urbanizable de especial protección mediante la suspensión inmediata de las obras de construcción de colectores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies