UGT denuncia que la sala de espera del Hospital de Avila se ha tenido que habilitar para el ingreso de pacientes

 

UGT denuncia que la sala de espera del Hospital de Avila se ha tenido que habilitar para el ingreso de pacientes

Actualizado 10/07/2006 19:02:14 CET

ÁVILA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Servicios Públicos de UGT de Ávila denunció hoy que la sala de espera del Hospital Nuestra Señora de Sonsoles tuvo que ser de nuevo habilitada para ingresar pacientes, y que enfermos adultos fueron ingresados en el Servicio de Preescolares.

"Se está convirtiendo en una costumbre que no es muy adecuada", dijo en un comunicado José Carlos Pajares, secretario del sector de Sanidad del sindicato, que criticó la presencia hace una semana del consejero de Sanidad, César Antón, para anunciar otra vez la remodelación del Hospital Provincial, que junto al Nuestra Señora de Sonsoles forma el Complejo Hospitalario de Ávila.

"No necesitamos maquetas", dijo en referencia a la presentación que hizo el titular de Sanidad, "sino camas funcionando en el Complejo Hospitalario y ofrecer una atención de calidad a los pacientes y reducir las listas de espera de verdad con el trabajo diario, con medios humanos y de equipamiento".

"Y no -añadió- con planes estrella que lo único que hacen es repartir incentivos entre unos pocos trabajadores creando mal ambiente y sin lograr reducir las listas de espera".

"Nuevamente el consejero vino cargado de promesas, ésta vez nos trajo una maqueta, la vez anterior un precioso diseño de ordenador, pero por ningún lado los obreros y los ladrillos", indicó.

El responsable sindical también respondió al consejero cuando dijo que Ávila era pionera en Castilla y León en la utilización de la innovación y las tecnologías al servicio de la sanidad, y explicó que para hacerse "una simple resonancia magnética hay que ir a una clínica privada o trasladarse a Madrid, y pasa sacarse una muela del juicio haya que ir a Valladolid".

Otros problemas que destaca FSP-UGT es, en Atención Primaria, que aún funcionando el sistema de telecardiología no hay suficientes cardiólogos para atender el servicio, y la falta de médicos, ya que en algunas zonas de la provincia en las que deben cubrirse unos a otros los días de descanso, las vacaciones o las guardias.

En el caso de los pediatras, sucede que a veces "no dan abasto a atender las consultas y se ven obligados a ver a niños fuera de consulta", ya que en algunos han tenido que ver hasta a cerca de 50 niños en un día.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies