La ULE empleará la aplicación 'Turnitin' para detectar plagios en los trabajos de los estudiantes

La vicerrectora de Campus, María Victoria Seco.
ULE
Actualizado 17/12/2013 22:26:07 CET

LEÓN, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Universidad de León (ULE) utilizará este curso académico el proyecto piloto de la aplicación 'Turnitin', que ayuda a detectar los plagios de información en los trabajos y tareas que presenten los estudiantes, tanto en las asignaturas como en los proyectos o trabajos fin de grado y máster.

La vicerrectora de Campus, María Victoria Seco, y el director del Área de Innovación Tecnológica, Luis Panizo, han presentado hoy este proyecto y han advertido sobre la necesidad de respetar la propiedad intelectual de los demás y de ayudar al estudiante a citar las fuentes de información que han utilizado, ha informado la ULE en nota de prensa.

En este sentido, Panizo ha insistido en la necesidad de "educar a los alumnos para que entiendan que el 'corto y pego' no es algo adecuado, pese a que sea un procedimiento comúnmente empleado".

Por su parte, la vicerrectora de Estudiantes ha avanzado que la ULE utilizará esta herramienta durante el presente curso académico para lo que ha solicitado a los decanos y directores de los centros de la Universidad que formulen propuestas para designar a los 35 profesores de León y Ponferrada que van a participar en este proyecto piloto.

Si el resultado es positivo, ha explicado Seco, el curso que viene dispondrán de la herramienta todos profesores, y también los propios estudiantes, con la finalidad de que puedan "crear sus trabajos con las necesarias referencias a las fuentes de información utilizadas".

MÁS DE UN MILLÓN DE USUARIOS

La aplicación 'Turnitin' es utilizada actualmente por más de millón de usuarios en todo el mundo y permite comparar un texto con una base de datos de más de 40.000 millones de webs, 127 millones de libros, periódicos y revistas, además de 300 millones de trabajos creados por otros estudiantes. Todo ello en 18 idiomas distintos.

Panizo ha indicado que hay lugares en los que su uso es prácticamente obligatorio como en Estados Unidos y que en otras zonas como Iberoamérica "está experimentando un enorme impulso".

También ha hecho hincapié en que la aplicación sirve como elemento de disuasión ante el plagio y garantiza la justa valoración de los trabajos y tareas, lo que "contribuye notablemente a mejorar el proceso de aprendizaje.

Los 35 profesores de la ULE que van a participar en este proyecto piloto van a poder llevar a cabo un total de 500 análisis. El coste asciende a 3,75 euros por análisis, aunque en el momento en que la aplicación sea integrada se reducirá esa cantidad a tan solo 0,003 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies