La UPSA, ganadora del Premio Nacional Asfáleya a la Seguridad por fomentar la salud y la prevención de riesgos laborales

Entrega del premio Asfáleya a la UPSA
EUROPA PRESS
Actualizado 27/04/2013 13:52:11 CET

El galardón se enmarca en la programación de los actos en CyL con motivo del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo

SALAMANCA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) ha recibido el Premio Nacional Asfáleya a la Seguridad, un galardón entregado este viernes por la presidenta de las Cortes de Castilla y León, Josefa García Cirac, en reconocimiento a la "destacada labor" de la institución a favor del fomento de la salud y, "de manera muy notoria", por la trayectoria histórica que ésta ha tenido en la defensa e implantación de la prevención de riesgos laborales.

Según han informado a Europa Press fuentes de la UPSA, el acto de entrega del premio tuvo lugar tras una jornada técnica en la que intervinieron el responsable de Seguridad y Medio Ambiente de Kimberly Clark Salamanca, José Maria López Míguelez, y el responsable de Comunicaciones Internas y de Brigadas de Emergencia, Miguel Ángel Hernández Zarza.

Por su parte, el Presidente Regional de la Asociación Profesional de Técnicos de Seguridad Laboral de Castilla y León (AptslCyL), Ángel Molina Martínez, destacó en su intervención que la conmemoración del Día Mundial de la Seguridad Laboral "predispone" a hacer una reflexión sobre la "necesidad" de que la buena salud constituya la dimensión espiritual de la persona.

"Ahora no es el momento más oportuno para profundizar sobre el concepto actual de trabajo, ni siquiera plantear las dificultades y circunstancias sobrevenidas por la crisis económica que padece Europa y que afecta directamente sobre la población activa. Pero eso no implica que la Seguridad en el Trabajo no deba ser entendida como un imperativo legal y moral para el empresario en la línea de diseñar un trabajo seguro para sus trabajadores", aseguró Molina.

A continuación, García Cirac entregó el galardón para sumarse al reconocimiento de todos los castellanoleoneses que han sufrido lesiones o perdido su vida en el desarrollo de su trabajo.