La UVA tendrá un edificio de laboratorios, el 'Lucia', bioclimático, sostenible y energéticamente independiente

 

La UVA tendrá un edificio de laboratorios, el 'Lucia', bioclimático, sostenible y energéticamente independiente

Presentación Del Diseño Del Edificio Lucia De La UVA
EUROPA PRESS
Actualizado 17/10/2011 17:06:46 CET

El diseño permite un ahorro energético del 60 por ciento y suministrará agua caliente a otros dos inmuebles del campus

VALLADOLID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Universidad de Valladolid ha adjudicado el proyecto para su edificio Lanzadera Universitaria de Centros de Investigación Aplicada (Lucia), que se construirá en el Campus Miguel Delibes, y que será bioclimático, sostenible y energéticamente independiente, porque utilizará como combustible principal la biomasa procedente de Castilla y León.

El diseño ha sido presentado este lunes por el arquitecto Francisco Valbuena y por el vicerrector de Patrimonio e Infraestructuras, Antonio Orduña, quienes han destacado que el edificio permitirá investigar sobre los aspectos sociales de la edificación sostenible y que se convertirá en un "referente europeo" de este tipo de construcción.

El inmueble está ideado con la característica de "cero emisiones", ya que los escasos gases que lance a la atmósfera se verán compensados por su procedencia natural y por la exportación de la energía calórica sobrante a otros edificios del campus, lo que supondrá en ellos un ahorro de emisiones y de gastos.

El 'Lucia' utiliza la biomasa como energía primaria para dar combustible a una caldera de vapor que necesita un pico de 100 kilovatios para ponerse en funcionamiento y que permitirá autoabastecerse de electricidad, calefacción, agua caliente y refrigeración --mediante una máquina de absorción que transforma el calor en frío--. Además, se contará con un excedente que será el que se derive a los otros edificios.

Como ha explicado Valbuena, el consumo anual en biomasa puede rondar los 90.000 euros, pero ha recalcado que el gasto en gas para calefacción de uno de los edificios a los que suministrará --el nuevo aulario-- es superior a esa cifra, por lo que el coste se verá amortizado con el ahorro que se conseguirá con el excedente.

Este hecho se suma a que se prevé que, en relación con un edificio convencional de la UVA de similares características, el ahorro del gasto en energía es de alrededor del 60 por ciento.

El edificio, que estará ubicado junto al Instituto de Oftalmobiología Aplicada (IOBA) y al nuevo aulario, tiene un presupuesto inicial de 8,2 millones de euros y una superficie total construida de casi 7.500 metros cuadrados, de los cuales 2.091 se destinarán a laboratorios, 948 a tecnologías de la información y la comunicación y 1.120 a instalaciones. El plazo de ejecución será de entre 12 y 15 meses, y se verá acortado por la utilización de bloques prefabricados.

Asimismo, contará con otras fuentes de energía como la fotovoltaica, ya que se instalarán paneles solares en los atrios de las escaleras que cumplirá la doble función de dar sombra y aportar la generación energética; y la geotérmica mediante un sistema de 'pozos canadienses', un sistema que permite de forma natural mantener los espacios más frescos en verano y más cálidos en invierno al mantener depósitos de aire varios metros por debajo de la superficie.

DISEÑO BIOCLIMÁTICO

En cuanto a los consumos, el 'Lucia' se concibe con la idea de reducir el consumo de calefacción y refrigeración, con sistemas pasivos propios del diseño bioclimático como la orientación sur para ganancias térmicas solares directas, con control del soleamiento en verano, renovación del aire y enfriamiento por ventilación natural, o un elevado nivel de aislamiento térmico con ideas como la instalación de una cubierta de césped que evita la denominada "isla de calor".

También se reducirá el consumo eléctrico, para lo que se ha primado la iluminación natural --en los despachos y laboratorios no habrá necesidad de encender las bombillas durante el 60 por ciento del tiempo--, utilizando en los espacios más oscuros dispositivos especiales que enfocan la luz del exterior, con iluminación de bajo consumo y regulación de intensidad.

Por otra parte, el edificio, que acogerá los laboratorios de nutrición, de patologías del metabolismo y de tecnologías de la información, aplica medidas para el ahorro de agua con la recogida y reutilización de aguas pluviales, con redes de separación en los laboratorios que permiten su tratamiento previo al vertido y con reducción de caudal en la grifería.

Otro de los aspectos sostenibles del 'Lucia' ha sido la utilización de materiales de bajo impacto medioambiental a lo largo de su ciclo de vida, con baja energía de producción y con certificados de bajas emisiones en su fabricación. Además, cuenta con un estudio "exhaustivo" de la posible utilidad de los recursos si se desmantela el edificio.

El arquitecto Francisco Valbuena ha añadido que el diseño cuenta ya con varias certificaciones como la de la herramienta 'Verde', que le ha dado cuatro 'hojas' de un máximo de cinco; o la internacional LEED con el nivel más alto (NC Platino), que, no obstante se revisará cuando el inmueble sea y a una realidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies