Varios municipios de la Comunidad celebrarán sus tradicionales fiestas gastronómicas durante el mes de agosto

Cangrejo de río
CONSELLERIA DE MEDIO AMBIENTE DE CATALUNYA
Actualizado 28/07/2012 16:19:43 CET

VALLADOLID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cerca de una decena de fiestas gastronómicas se celebra anualmente en Castilla y León durante el mes de agosto y congregan a miles de personas en torno a grandes calderetas, pimentadas, paelladas, puestos de degustación o romerías campestres con el objetivo de dar a conocer los productos autóctonos y fomentar el turismo en la región.

De esta manera, el día 5 de agosto tiene lugar el primer evento de estas características, la Fiesta de Exaltación del Cangrejo de Río, en Herrera de Pisuerga y la Gran Paellada Ollerense de Olleros de Pisuerga, ambas en la provincia de Palencia.

Estas dos fiestas han sido declaradas de Interés Turístico regional: en la primera de ellas se realizan desfiles de carrozas y la quema de la falla del cangrejo mientras que en el municipio de Olleros se reúnen más de 2.000 personas que degustan paella al pie de la Iglesia de San Justo.

Una semana después, el segundo fin de semana de agosto, la localidad soriana de Abejar celebra su tradicional fiesta pastoril en la que se reparten migas a todos los asistentes, que a su vez pueden visitar la Feria de Artesanía del municipio.

Por otra parte, el día de Nuestra Señora de la Asunción, el 15 de agosto, el municipio de Navas del Marqués (Ávila) celebrará una misa en honor a la Virgen y posteriormente tendrá lugar la Romería al Valladal, que transcurrirá amenizada con grupos de carrozas y caballos que recorrerán las calles del pueblo.

Al final de la jornada se ofrecerá una degustación multitudinaria de pote navero, un guiso tradicional de la localidad.

Las fiestas gastronómicas continuarán tres días después, esta vez en la localidad salmantina de Peñaranda de Bracamonte, donde el 18 de agosto se ofrecerá una caldereta de novillos a los cerca de 3.000 asistentes que suelen acudir al encuentro; además de la comida, también se podrá beber limonada y presenciar bailes charros tradicionales.

De esta manera, será el 21 de agosto cuando se celebre la Gran Judiada en La Granja de San Ildefonso (Segovia), una fiesta que alcanza ya los 10.000 visitantes y en la que se ofrece una comida campestre en la que el comensal puede comer tantos judiones como desee además de pan, vino y un trozo de sandía por un precio inferior a seis euros.

Finalmente, el último domingo del mes se celebra la Feria del Tomate de Mansilla de las Mulas (León), un evento en el que los productores exponen tomates en la calle además de vender productos de huerta típicos de la región.

Cabe recordar que el delegado del Gobierno de Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, explicó hace unas semanas su intención de promover durante este verano el turismo cultural, nacional y gastronómico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies