La televisión pública en Baleares tuvo en 2009 un coste neto por hogar de 233 euros, un 9% menos que en 2008


LOW COST En Pub Cuore El Viernes 12
EP/REMITIDO
Actualizado 15/11/2010 18:16:34 CET

PALMA DE MALLORCA/MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La televisión pública en Baleares tuvo un coste neto por hogar de 233 euros, un 9 por ciento menos que en 2008, según el IV Informe Económico sobre la Televisión Pública en España de Deloitte presentado durante la Jornada Anual de la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA), que señala que en el conjunto del país el coste neto por hogar (sin contar los ingresos publicitarios) fue de 144 euros, un 11 por ciento más.

Contando los ingresos publicitarios, el coste bruto por hogar de mantener a los actuales trece operadores de televisión pública autonómica que funcionan y TVE descendió un 1 por ciento de 189 euros de 2008 a 187 euros en 2009, de los que 126 euros corresponden a las televisiones públicas de las distintas comunidades autónomas y 61 euros a la televisión pública estatal.

Para realizar este cálculo, el estudio divide el resultado de las públicas entre el número de hogares que reciben televisión. En total, las televisiones públicas tuvieron en 2009 unas pérdidas de 772 millones de euros, un 6 por ciento menos que el año anterior. Mientras, las subvenciones que reciben de las diferentes administraciones aumentaron un 26 por ciento hasta las 1.362 millones de euros y sus costes de explotación se redujeron un 4 por ciento.

El año 2009 fue un periodo especial para el sector audiovisual, en general, y las televisiones autonómicas en particular debido a la crisis económica y al efecto internacional como al efecto anticipado de la supresión de publicidad en TVE en el último trimestre del año. Así, los ingresos publicitarios de las televisiones públicas se redujeron en 240 millones de euros, de los 901.289 millones de euros en 2008 a 660.825 millones de euros en 2009.

Desde el año 2006, los ingresos por venta de publicidad de las televisiones autonómicas han caído un 39 por ciento, mientras que en el mismo periodo de tiempo el incremento total del importe de las subvenciones que las distintas administraciones destinan a estos medios ha sido del 48 por ciento. Según el informe, estas subvenciones representan el 50 por ciento de los ingresos de las televisiones pública.

Durante la presentación del informe, el socio de Deloitte Luis Jiménez ha señalado que el coste de las televisiones públicas de las comunidades autonómicas "se dispara" en el caso de las cadenas que tienen idiomas diferentes al castellano. Así, ha señalado que "esa estructural dual" provoca que se "multipliquen los costes".

Concretamente, la televisión pública en Galicia tuvo un coste bruto por hogar en 2009 de 118 euros (un 17% menos que en 2009); en la Comunidad Valenciana, de 128 euros (15% menos); en Cataluña, de 146 euros (sin variación); en País Vasco, de 218 euros (15% más); en Canarias, de 103 euros (3% menos); en Madrid, de 68 euros (7% menos); en Castilla-La Mancha, de 109 euros (4% más); en Andalucía, de 135 euros (24% más); en Baleares, de 233 euros (9% menos); en Murcia, de 113 euros (12% menos); en Asturias, de 79 euros (18% más); en Aragón, de 151 euros (8% más); y en Extremadura, de 76 euros (4% menos).

En comparación con las televisiones públicas europeas, el coste neto por hogar de la televisión pública en España es similar al coste del resto de entes públicos de los países del entorno como Francia e Italia, mientras que es inferior al coste por hogar en Reino Unido o Alemania. Teniendo en cuenta la renta per cápita de los países, RTVE tiene un coste "bastante inferior" al del resto de países del entorno europeo, mientras que las autonómicas tienen un coste similar al del resto de operadores europeos, pero con un dato de audiencia "muy inferior", señala el informe.

En general, Jiménez ha señalado que los resultados de las públicas han sido "muy parecidos a los del año anterior", debido al aumento de subvenciones de los organismos, especialmente en el caso de RTVE, que a finales de 2009 dejó progresivamente de contratar publicidad, lo que permitió ese año a las televisiones públicas tener "más o menos los mismos ingresos de explotación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies