Agro.- La Agencia Catalana de Consumo toma muestras de 22 productos para analizar trazas de caballo

Canelones de carne
EUROPA PRESS
Actualizado 07/05/2013 16:25:50 CET

BARCELONA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Catalana del Consumo (ACC) ha iniciado de oficio actuaciones inspectoras de control de mercado de los productos comercializados en Catalunya tras conocerse posibles fraudes en la composición de algunos preparados cárnicos en los que se habían encontrado trazas de caballo, por lo que ha tomado muestras de 22 productos y ha controlado el etiquetado, la presentación y publicidad de 54 artículos.

Así consta en una pregunta parlamentaria de los diputados socialistas Alicia Romero, Àngel Ros y Marina Geli respondida por el conseller de Empresa y Empleo, Felip Puig, publicada en el Boletín Oficial del Parlament de Catalunya (BOPC) y recogida por Europa Press.

La ACC decidió actuar de oficio al considerar que el hecho de que los productos cárnicos incluyan trazas de caballo "puede constituir un fraude a los intereses económicos de los consumidores, además de ser un engaño evidente para los compradores de estos productos".

En concreto, se ha controlado el etiquetado, la presentación y publicidad de 54 productos envasados y dispuestos para su venta al público en Catalunya, y se ha aplicado un protocolo de control de los requisitos mínimos legales que deben constar en los alimentos de esta categoría.

También se han cogido muestras de 22 preparados cárnicos tomados de hipermercados y pequeños comercios para su análisis en laboratorio con el objetivo de detectar el ADN de caballo y su cuantificación.

De las 22 muestras, 17 se han enviado a la laboratorio IRTApplus, y las cinco restantes se han llevado al Centro de Investigación y Control de la Calidad en el marco de las actuaciones coordinadas por el Instituto Nacional de Consumo.

LÍMITE SUPERIOR AL 1%

En los casos en los que la primera analítica ha dado positivo en carne de caballo se ha realizado un análisis cuantitativo para detectar el porcentaje para diferenciar una traza, lo que se podría atribuir a falta de higiene, de un fraude en los casos en los que el porcentaje supere el 1%.

La ACC ha pedido a las empresas cuyos productos han superado este 1% que retiren inmediatamente los artículos e informen a los clientes, a la vez que se les ha requerido la documentación acreditativa del origen de la carne, la identidad del fabricante, el listado de clientes y establecimientos donde se ha distribuido el producto, el número de unidades vendidas y el de unidades retiradas del mercado.

Para estos casos que superen el 1%, propondrá la apertura de expedientes administrativos sancionadores por fraude a los intereses económicos de los consumidores, y para los casos inferiores al 0,1%, al evidenciar falta de higiene, se hará un requerimiento a las empresas para que mejoren sus autocontroles.

En cuanto a los incumplimientos en materia de etiquetado, se enviará un requerimiento de adecuación normativa a las empresas que infringen la regulación y, si pasado un tiempo para su corrección, se persiste en esta infracción, se abrirá un expediente administrativo sancionador.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies