El Gobierno apoyará a la industria agroalimentaria ante la crisis financiera

Actualizado 13/10/2008 22:08:49 CET

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, afirmó hoy que el Gobierno prestará apoyo al conjunto de las empresas que conforman la industria agroalimentaria española ante circunstancias como las actuales de turbulencias financieras, informó el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

Puxeu analizó en el Senado la situación de la agricultura española, que debe afrontar el proceso de la crisis agroalimentaria mundial, junto con el proceso de reforma de la Política Agraria Comunitaria (PAC) y con los efectos de la crisis económica, que tiene también "un planteamiento y una lectura internacionales".

El secretario de Estado resaltó la coincidencia en el tiempo del 'chequeo médico' de la PAC con la manifestación externa de la crisis mundial de alimentos y, ahora, con la inestabilidad de los mercados, y puso de manifiesto que su departamento está defendiendo que la revisión de la PAC se adapte más estrechamente a los intereses específicos de la agricultura española.

Asimismo, afirmó que la PAC, a más largo plazo, deberá afrontar los nuevos retos con que se enfrenta la agricultura en relación con las alternativas y medidas concretas en la lucha contra el cambio climático, la biodiversidad y las producciones bioenergéticas, entre otros.

Puxeu indicó que la valoración del sector agroalimentario español es claramente positiva en relación con la balanza comercial e, incluso, sobre los flujos financieros con la Unión Europea.

MEJOR COMPORTAMIENTO DEL IPC

También destacó la capacidad de adaptación de la agricultura española, "cuyo resultado es una agricultura relativamente equilibrada con una base sólida para encarar los retos del futuro". Así, apuntó que esta actividad debe contribuir a la delicada situación económica general mediante un incremento de la oferta y una disciplina de precios que favorezca un mejor comportamiento del IPC y, por otra parte, debe absorber los impactos de la crisis económica y de los precios del petróleo en su propio sistema productivo.

"Este objetivo sólo puede conseguirse mediante el incremento de la producción y de la productividad, la aplicación de mejoras tecnológicas, la utilización razonable y sostenible del agua, el empleo del mejor material genético y la eliminación del mayor número posible de factores limitantes", explicó.

Según el secretario de Estado, en esta dirección se articulan las estrategias en los tres grandes campos de la industria agroalimentaria, la agricultura productiva y el desarrollo rural.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies