Decomisan 900 pájaros protegidos sometidos al tráfico ilegal en Sabadell y Santa Coloma de Gramenet (Barcelona)

 

Decomisan 900 pájaros protegidos sometidos al tráfico ilegal en Sabadell y Santa Coloma de Gramenet (Barcelona)

Actualizado 08/08/2008 21:09:18 CET

BARCELONA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El cuerpo de Agentes Rurales de la Conselleria de Medio Ambiente decomisó hoy 900 pájaros protegidos fringílidos --aves autóctonas de menos de 20 centímetros apreciadas por su canto-- en Sabadell y Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) que dos vecinos de dichas localidades distribuían, presuntamente, en los mercados ilegales.

Los vecinos de ambos municipios traficaban con "grandes cantidades" de pájaros nacidos esta primavera y adultos adiestrados, ya preparados para cantar, con el fin de distribuirlos posteriormente en los mercados ilegales de la demarcación de Barcelona.

El volumen de beneficio que podría haber generado la venta de estos animales podría ser superior a 30.000 euros. Agentes del cuerpo estuvieron recogiendo pruebas durante varias semanas hasta que intervinieron un vehículo cuyo propietario --el de Santa Coloma de Gramenet-- estaba cargando aves para venderlas.

Respecto a la operación de Sabadell, se realizó por orden del juzgado de guardia, el cual autorizó que los agentes entraran y registraran el domicilio y almacén del presunto traficante.

Junto a los pájaros se decomisaron también 18 redes japonesas que permitían la caza de dichas aves. Entre los 900 pájaros se encuentran especies como el picogordo, el lúgano, el verdecillo, el pinzón real, el jilguero, el verderón común, el pardillo común y el pinzón vulgar.

Las aves fueron trasladadas al Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de Torreferrussa (Barcelona), donde seguirán un proceso de aclimatación para ser liberadas posteriormente.

OPERACIÓN CON PRECEDENTES

Estas dos nuevas operaciones se suman a la lucha contra el tráfico de pájaros frigílidos que ya tuvieron un episodio en Cunit (Tarragona) el pasado lunes. El cuerpo de agentes desarticuló entonces un punto de venta ilegal de redes japonesas --para la caza de los pájaros-- de especies de aves protegidas para su venta en mercados negros.

Miembros del cuerpo rural comisionaron un total de 21 redes japonesas valoradas en 500 euros. Mediante las redes se cazaban fringílidos de manera "masiva y no selectiva", según declaraciones recientes de la Conselleria.

Los agentes rurales detectaron en los últimos meses numerosas infracciones relacionadas con estas redes y con el tráfico ilegal de pájaros. El cuerpo llevó a cabo actuaciones en Sant Adrià del Besòs (Barcelona) y Prats del Lluçanès (Barcelona), por las que intervinieron 665 pájaros, todos protegidos por la normativa vigente. Otras 96 aves fueron incautadas tras una operación la semana pasada en Cornellà de Llobregat (Barcelona).

Según la Conselleria, la actividad aumentó estos meses a causa del incremento de población en la zona. Este tipo de redes se instala en jardines de urbanizaciones, por lo que es más difícil su detección. Además, las redes aprovechan el verano para cazar pájaros nacidos en primavera y se adiestran desde pequeños para el canto, con lo que aumenta su valor en el mercado.

La posesión y utilización de este tipo de aves por particulares está "absolutamente prohibida"; no obstante, el uso de estas redes se autoriza excepcionalmente con finalidades científicas.

La caza de aves protegidas es un delito tipificado en el Código Penal con penas que pueden alcanzar hasta dos años de cárcel o multas de 8 a 24 meses de inhabilitación para la caza.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies