El gasto en alimentación fuera del hogar se reduce un 4% por la crisis, según un estudio

Actualizado 17/06/2009 15:03:50 CET

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El gasto en alimentación fuera del hogar cayó un 3,8% durante el último año, hasta situarse en un total de 66.210 millones de euros, lo que demuestra que el actual escenario de crisis económica también afecta al sector de la restauración.

Concretamente, según datos del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, el número de salidas durante el fin de semana se redujo un 3,1%, a lo que se suma la caída en el presupuesto de lunes a viernes en almuerzos de trabajo, frente al gasto en alimentación dentro del hogar, que creció un 3,1% en los últimos doce meses.

Los datos del Departamento de Elena Espinosa se presentaron hoy en la jornada de la asociación de fabricantes y distribuidores Aecoc 'El consumidor fuera del hogar ante la crisis', celebrada en Madrid.

Según el informe presentado en dicha jornada, las mujeres son las que más han modificado sus hábitos fuera del hogar con motivo de la crisis económica. Concretamente el porcentaje anual de visitas a locales de restauración se redujo entre las féminas un 6,6%, mientras el público masculino sólo mermó sus salidas a comer en un 1,7%.

Por edades, los más mayores y los más jóvenes son quiénes más parecen haberse apretado el cinturón en la actualidad, ya que entre los mayores de 65 años el número de visitas se redujo en un 9,9% mientras los adolescentes de entre 10 y 17 años recortaron sus consumos fuera de casa en un 7,1%.

Atendiendo al tipo de establecimiento, los restaurantes de menú son los que mejor resisten el envite de la crisis, al copar el 12,8% de las visitas y perder sólo el 0,2%, mientras que los restaurantes a la carta son los que salen peor parados de la actual situación económica, con una reducción de las visitas de un 4,2%.

En el marco de la jornada de Aecoc, el analista de la compañía de inteligencia de mercados Euromonitor, Pablo Ayguavives, auguró un futuro marcado a corto plazo por la contención de las ventas de 'foodservice', las cuales, según estimó, no se recuperarán hasta el 2013 y lo harán además de forma muy moderada.

En su opinión, la actual situación económica ha puesto de manifiesto que "el sector de la hostelería y la restauración está muy saturado y la crisis lo va a racionalizar".

Además, según la compañía de inteligencia de mercados, los grandes beneficiados serán los locales de comida rápida que experimentarán una evolución positiva, aunque su cuota de mercado continuará siendo muy limitada en España, sobre todo comparada con la de otros países (alrededor del 3,1% frente al 13%).

Por su parte, los restaurantes de gama media con buena relación calidad-precio también saldrán reforzados, así como los de gama alta que soporten la crisis desde el punto de vista financiero y no pierdan imagen ni calidad. No obstante, según Ayguavives, estos últimos tendrán que superar una fuerte caída inicial.

En opinión del analista, la actual coyuntura favorece, asimismo, el consumo de comida empaquetada, al crecer un 2,1%, en sustitución de las salidas a establecimientos de restauración. Aún así, en España las ventas de 'foodservice' triplican a las de comida empaquetada (25% del total), una proporción claramente inferior a la de Europa Occidental (53% del total) o la de Norte América (48%).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies