El Ayuntamiento defiende que el programa Làbora revierte desigualdades del mercado

Sonia Fuertes, Josep Quitet, Laia Ortiz, Sara Berbel y Albert Alberich
EUROPA PRESS
Actualizado 14/05/2018 12:19:40 CET

BARCELONA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

La teniente de alcalde de Derechos Sociales de Barcelona, Laia Ortiz, ha defendido este lunes que el programa Làbora trabaja para revertir tendencias y desigualdades del mercado laboral, con más participación de mujeres --son un 58%-- y de los distritos con más paro.

"Era un tema ambicioso, de remar a contracorriente" y de combatir el estigma, ha destacado en la inauguración de la Jornada Làbora, con la directora general de Barcelona Activa, Sara Berbel; la presidenta de Entitats Catalanes d'Acció Social (Ecas), Sònia Fuertes; el secretario de la Federació d'Empreses d'Inserció de Catalunya (Feicat), Albert Alberich, y el presidente provincial de la Creu Roja en Barcelona, Josep Quitet.

Ortiz ha advertido de que, más allá de la crisis, los cambios en las políticas laborales han llevado a la exclusión de más personas, y ha citado la reforma laboral y un mercado cada vez más cambiante, que lleva a colectivos a tener una escasa probabilidad de poder insertarse en el mercado, incluso en condiciones de "alta precariedad".

El programa, tras tres años, se ha consolidado con la firma de 2.362 nuevos contratos laborales a personas en situación de vulnerabilidad --un aumento del 53% en dos años--, y ha contado también con un incremento presupuestario, pasando de 1,8 millones anuales a 3,2 millones, ha señalado Ortiz.

COLABORACIÓN "PÚBLICO-PRIVADA-SOCIAL"

Berbel ha resaltado que "programas como este dan sentido a una estrategia de empleo" y que con este se ensaya un modelo de colaboración público-privada social, desde el que administración, sector privado y tercer sector trabajan para abordar problemas de la comunidad.

Quitet ha sostenido que el programa es un "proyecto de ciudad" y ha apostado por que administración, empresas y tercer sector se corresponsabilicen en el desarrollo sostenible y una ciudad más justa e inclusiva, y por trabajar para que la incertidumbre que viven los parados no se convierta en desánimo que les haga desistir de la búsqueda de un empleo.

"CORRECTOR DE DESIGUALDADES"

El representante de Feicat ha defendido que el programa ejerce como un "corrector de las desigualdades", algo que ha ejemplificado con que la contratación de mayores de 45 años en el conjunto del mercado laboral representa un 17%, y que los contratos de menos de un mes son el 40%, cuando en el programa se sitúan en el 17%, ha dicho.

Fuertes ha coincidido en definir el programa como un proyecto de ciudad, y ha destacado el papel de las empresas colaboradoras, tras lo que ha propuesto crear un observatorio de datos sociales en la ciudad --incluyendo el Làbora para comprobar su eficacia-- y un sistema de análisis que permita identificar acciones innovadoras en inclusión laboral.

Barcelona Economies



A LA XARXA