Se crea una mesa interinstitucional para prevenir abusos sexuales y maltrato infantil

El comisionado de Educación y Universidades de Barcelona, Miquel Àngel Essomba
EUROPA PRESS
Actualizado 17/01/2018 12:57:29 CET

   BARCELONA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barcelona ha creado la Mesa interinstitucional para la prevención y la atención del abuso sexual infantil y el maltrato, en la que participan el consistorio, la Generalitat y distintas instituciones del sector de la infancia con el objetivo de mejorar las políticas de prevención, especialmente en los equipamientos municipales, y ofrecer respuestas ante los casos que puedan surgir.

   En una atención a los medios este martes, el comisionado de Educación, Infancia y Juventud, Miquel Àngel Essomba, ha explicado que la voluntad de la mesa es que los equipamientos sean una "zona de tolerancia cero" ante este tipo de abusos, por lo que las administraciones e instituciones compartirán iniciativas y herramientas, impulsarán nuevos proyectos conjuntos y trabajarán para detectar necesidades sociales e institucionales.

   El pleno de la mesa se reunirá como mínimo una vez al año, y se crearán grupos de trabajo para tratar cuestiones específicas del día a día, lo que permitirá dar una respuesta "rápida y coordinada" en el momento necesario, y Essomba ha dicho que la herramienta quiere que los menores puedan hablar abiertamente y denunciarlo, además de crear entornos más seguros para los niños.

   El proyecto se incluye en el Programa de prevención del abuso sexual y el maltrato infantil, que también abordará la creación de un protocolo de actuación sobre posibles casos de abusos en las distintas tipologías de centros, que irá acompañada de la formación del personal que trabaje en los equipamientos municipales, de manera que sepan reaccionar ante situaciones de revelación de algún tipo de maltrato infantil o abuso.

   Finalmente, el programa prevé como uno de los ejes fundamentales las acciones informativas y las campañas de sensibilización dirigidas a los usuarios menores de edad que utilizan equipamientos, con el objetivo de "empoderarlos" y de darles recursos para afrontar posibles situaciones de abuso.

Barcelona Economies



A LA XARXA