Barcelona destinará 50 millones al Plan de Barrios en 2018 para combatir desigualdades

Gala Pin y Jordi Martí
EUROPA PRESS
Publicado 02/01/2018 11:00:48CET

Pide al futuro Govern una nueva convocatoria de la Ley de Barrios para más financiación

BARCELONA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barcelona prevé destinar 50,9 millones de euros en 2018 al Plan de Barrios, con 36 millones de inversión y 14,9 para gasto social, para diez planes que actúan sobre 16 barrios y están ya totalmente operativos para combatir desigualdades sociales en la ciudad.

Con este presupuesto, el Gobierno de Ada Colau pretende desplegar 354 acciones, 130 de ellas del ámbito de Derechos Sociales; 76 de educación, 45 de actividad económica y 103 de ecología urbana, han explicado a los medios la concejal Gala Pin y el gerente municipal, Jordi Martí.

El Plan de Barrios, que ha contado con una fase inicial de 2016 a 2017 de diagnosis y diseño con participación ciudadana, concentra su acción en el eje Besòs, Ciutat Vella, Sants-Montjuïc y barrios de montaña, y prevé invertir 150 millones de euros a lo largo de este mandato.

Pin ha pedido al Govern que surja de las elecciones catalanas del 21 de diciembre que lance una nueva convocatoria de la Ley de Barrios --la última es de 2010--, aunque ha confiado en que no sea necesario y que el futuro ejecutivo lo haga por iniciativa propia, para ampliar el presupuesto, ya que la ley preveía que los ayuntamientos asumieran la mitad y la Generalitat la otra.

DECENAS DE ACTUACIONES

La actuación prevista que cuenta con más presupuesto en 2018 es el programa de rehabilitación de fincas de alta complejidad, con 8,2 millones y con un equipo que visita las fincas que requerirían intervención pero no han solicitado las ayudas al Ayuntamiento, con el objetivo de acompañar a sus vecinos en el proceso.

La sigue en presupuesto el nuevo proyecto educativo del Institut Escola Trinitat Nova, con tres millones para 2018 --requerirá cinco en total--, y en el barrio, ubicado en Nou Barris, también se promoverá la mejora de comercios y su eficiencia energética, accesibilidad y fachadas.

La reurbanización de la calle Mina de la Ciutat, en el barrio de Roquetes, contará con 1,5 millones de euros para mejorar la movilidad y la accesibilidad en la zona, en la que también se impulsará un programa para fomentar el empleo de jóvenes y adultos, con 50.000 euros.

Prevé destinar 80.000 euros a la recuperación del Borsí, en el barrio Gòtico, y de Can Seixant, en el Raval, para lo que se requerirán cuatro millones en total; en el primero se ubicará una biblioteca y un espacio de gestión vecinal, y el segundo se convertirá en viviendas públicas y equipamientos.

El programa Barri d'Oficis de formación y prácticas para mejorar la empleabilidad de 105 personas de los 16 barrios tendrá un presupuestos de 1,5 millones; se destinarán 400.000 a proyectos culturales en escuelas --La caixa d'eines--; 335.000 al proyecto Baobab de ocio educativo los fines de semana, y 134.000 para el programa Menjallibres de fomento de la lectura.

MARCHAS EXPLORATORIAS

El Gobierno de Ada Colau prevé destinar 22.197 euros a realizar marchas exploratorias para mejorar el espacio público con perspectiva de género, como las promovidas en Trinitat Vella, barrio en el que se mejorará el Camí de Ronda y el Passadís de la Trinitat Vella.

En el Besòs i el Maresme, se impulsará una cooperativa de un comedor social y se potenciará la calle Alfons el Magnànim como eje cívico con su remodelación; en La Verneda i la Pau, se reformará la calle Binèfar y la Via Trajana y se remodelará el casal de ancianos, y en Bon Pastor i Baró de Viver se promoverá la intervención integral de los polígonos del Bon Pastor, Torrent de L'Estadella y Monsolís.

En Sant Genís dels Agudells se crearán cursos comunitarios y se mejorarán los accesos y los entornos de Can Soler, y el espacio deportivo de La Campa, y en la Marina se construirá un 'skatepark' y se reforzará la identidad de barrio con diversas actuaciones.

Contenido elaborado con la colaboración del ayuntamiento de Barcelona

Barcelona Economies



A LA XARXA