Barcelona empezará a transformar la Meridiana en junio entre Glòries y Mallorca

La teniente de alcalde Janet Sanz y la concejal Mercedes Vidal
EUROPA PRESS
Actualizado 24/01/2018 11:28:11 CET

   Cambiará la configuración de carriles y suprimirá uno para priorizar espacio para peatones

   BARCELONA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

 El Ayuntamiento de Barcelona iniciará la transformación de la avenida Meridiana en junio, con unas obras que intervendrán entre la plaza Glòries y la calle Mallorca, se alargarán hasta marzo de 2019 y contarán con una inversión de 11 millones de euros, ha anunciado este martes la teniente de alcalde Janet Sanz, junto a la concejal de Movilidad, Mercedes Vidal.

   Entre las calles Glòries y Aragó, la calzada pasará a tener dos carriles por lado, uno para vehículos privados y otro para buses, y tendrá una rambla central de 16 metros de ancho con espacio para pasear, árboles y carril bici a lado y lado; actualmente cuenta con un carril de circulación para vehículos privados de entrada, y dos por los que circulan de salida.

   La configuración cambiará entre Aragó y València: tendrá tres carriles por lado, de forma que se eliminará uno por sentido respecto a la situación actual, y tendrá un espacio verde de 9,5 metros de ancho, con un carril bici bidireccional, y aceras más anchas, de más de 11 metros, con más árboles y vegetación.

   El tramo entre València y Mallorca tendrá tres carriles de entrada y cuatro de salida --uno de ellos, para bus--, por lo que se eliminará uno de entrada, y también contará con un espacio verde central con un carril bici bidireccional, más espacio para peatones en las aceras y más vegetación y árboles.

   Sanz ha detallado que se actuará en 52.000 metros cuadrados y una longitud de 800 metros, con una transformación con perspectiva de género y que mantendrá la rambla ya existente al inicio de la avenida, que asegura que está en desuso, por lo que su objetivo es "llenar de vida todo este ámbito".

   Ha dicho que tiene sentido empezar la transformación de la avenida --que considera que es de justicia histórica-- por el extremo de Glòries para dar continuidad al parque que se creará en la plaza, y ha proclamado: "Barcelona se pone con la Meridiana ya. No dejamos pasar esto para otro mandato".

AFECTACIÓN AL TRÁFICO

   Vidal ha asegurado que la reducción de carriles no provocará que el tráfico se distribuya por las zonas del entorno; ha recordado que no todos los vehículos que entran en la ciudad por la avenida llegan a su final, por lo que se trata de un tramo con menos volumen de coches.

   El Ayuntamiento ha evaluado en los últimos meses la afectación que tendrá la supresión de este carril, y concluye que será asumible, después de haber analizado la variación respecto a la situación actual estudiando 123 puntos en días laborables y en hora punta de la mañana.

RESTO DE LA AVENIDA

   Sanz ha destacado que el Gobierno de Ada Colau sigue trabajando con los proyectos para transformar el resto de la avenida, con el objetivo de poder licitar cuando acabe este primer tramo otros hasta llegar a Fabra i Puig: "No nos detenemos".

   Mientras no se lleva a cabo toda la transformación, impulsará actuaciones para mejorar el espacio y la seguridad de los peatones; en agosto se reducirá el ancho de los carriles entre Mallorca y Fabra i Puig para disminuir la velocidad de los vehículos y ampliar los refugios para cruzar la avenida, y se habilitará un intercambiador de autobuses interurbanos de entrada, a la altura de La Sagrera.

REDUCIR EL VEHÍCULO PRIVADO

   Vidal ha destacado que se requieren actuaciones que dependen de otras administraciones para asegurar la reducción del uso del vehículo privado, ofreciendo alternativas, como mejorar la oferta de Rodalies, de buses interurbanos, conectar las rondas con la C-17 y mejorar la gestión del carril bus-VAO de la C-58, entre otras.

   Ha remarcado que se requiere que avancen estas actuaciones para potenciar el transporte público y reducir carriles para el privado en otros tramos de la avenida: "Toda esta actuación la hacemos sobre todo para quitar vehículos de la ciudad. El objetivo principal es que lleguen menos coches a Barcelona".

Barcelona Economies



A LA XARXA