Barcelona impulsará la vivienda como servicio público y abordará la emergencia habitacional

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Local

Barcelona impulsará la vivienda como servicio público y abordará la emergencia habitacional

Josep Maria Montaner y Laia Ortiz
EUROPA PRESS
Publicado 21/10/2016 13:12:17CET

El Ayuntamiento quiere construir 1.000 pisos al año para destinarlos a políticas sociales

BARCELONA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barcelona ha presentado este viernes el Plan por el Derecho a la Vivienda de Barcelona 2016-2025, por un período de diez años, que quiere impulsar la vivienda como un servicio público y abordar las necesidades actuales en esta materia, como la emergencia residencial y la movilización de pisos vacíos.

La previsión presupuestaria del plan es de 1.666,2 millones de euros de aportaciones directas del consistorio, por lo que el gasto municipal en vivienda se incrementará un 77% respecto a la media anual en relación del período 2008-2015, en el que la inversión total fue de 756 millones.

El Gobierno municipal ha observado que, en función del comportamiento de otros actores públicos y privados, el gasto asociado a este plan puede legar a los 2.973,2 millones de euros, y ha destacado que, en cualquier caso, con la aportación de la Generalitat al Consorcio de Vivienda de Barcelona, el gasto se acerca a los 2.000 millones.

El plan persigue siete grandes retos: reforzar la mediación y las ayudas al pago de alquiler; favorecer el mantenimiento de las viviendas; incrementar el parque público de vivienda; movilizar el parque privado hacia la "vivienda asequible; impulsar políticas activas de rehabilitación en entornos vulnerables; garantizar la función social, y preparar la ciudad para el envejecimiento de la población.

59 ACTUACIONES

Estos retos quedan dibujados en cuatro estrategias que, a su vez, se desgranan en un total de 59 actuaciones concretas, entre las que se contempla aumentar las ayudas al pago de alquiler de viviendas de protección oficial, por lo que se prevé destinar un total de 22 millones a este objetivo: 12 millones entre 2016-2020 y diez millones entre 2021-2025, así como también un incremento del seguimiento de casos de desahucios en la ciudad gracias a la mejora de mecanismos de detección.

También se contempla la necesidad de incrementar el parque de viviendas públicas para atender las necesidades de vivienda, por lo que la capital catalana debería disponer en 2027 de un parque mínimo del 15% de las pisos principales destinados a políticas sociales, lo que correspondería a cerca de 100.000 viviendas, mientras que actualmente existen 50.000.

Por otro lado, el Ayuntamiento quiere acelerar el ritmo de construcción de nuevos edificios de alquiler social para pasar de la producción de 200 nuevas viviendas anuales a un total de 1.000, y el objetivo final del plan es construir a los largo de estos diez años un total de 8.854 pisos, de los cuales el 80% se destinarán al alquiler, y también ha afirmado que prevén crear unos 29.000 empleos.

PROGRAMA TRANSVERSAL

La concejal de Derechos Sociales del Ayuntamiento, Laia Ortiz, ha destacado que se trata de un plan colectivo en el que han participado muchas áreas del consistorio, y que se ha redactado desde la "transversalidad y de proximidad", ya que se han realizado un total de 21 encuentros con los vecinos en los distritos.

"Se trata de un plan participado a nivel político, técnico y vecinal", ha destacado, y ha insistido en que el Gobierno municipal quiere un cambio en la ley hipotecaria, mientras que el concejal de Vivienda, Josep Maria Montaner, ha destacado que el parque de viviendas protegidas se debe enfocar como un equipamiento más, por lo que debe ser favorecido e impulsado por la administración.

Canal Economias



Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies