Barcelona trabaja para ser 100% accesible en 2026 también en espacios privados y en ocio y cultura

 

Barcelona trabaja para ser 100% accesible en 2026 también en espacios privados y en ocio y cultura

Contador
 Laia Ortiz Y Ramon Lamiel
EUROPA PRESS
Publicado 12/05/2017 14:40:55CET

El Gobierno de Colau aboga por elaborar una ordenanza de accesibilidad de cara a 2020

BARCELONA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barcelona trabaja en un plan para garantizar la accesibilidad universal en la ciudad a partir de 2026, en espacios tanto públicos como privados y en equipamientos también de ocio, cultura y deporte, ha explicado la teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz.

"El objetivo es que, en 2026, Barcelona sea 100% accesible para el 100% de la población", ha defendido Ortiz en rueda de prensa junto al gerente del Institut Municipal de Persones amb Discapacitat (IMPD), Ramon Lamiel, y ha abogado por culminar el proceso con una ordenanza sobre accesibilidad, de la que no dispone el Ayuntamiento.

"Una ordenanza es la mejor garantía para que sea un acuerdo de ciudad", según Ortiz, que ha señalado que prevén elaborar el primer informe sobre la ordenanza en este mandato para que se pueda abordar su redactado definitivo en 2020, en un proceso requiere el consenso de los grupos municipales y también del conjunto de agentes y colectivos de este ámbito de la ciudad.

El plan --en el que trabaja desde hace meses el IMPD-- se presentará el martes en la comisión de Derechos Sociales, y su elaboración tendrá un coste de 847.000 euros, que no incluyen el gasto de las medidas que se ejecutarán después, por lo que prevé que el Ayuntamiento reserve inversiones municipales para estas medidas tras su aprobación.

Ortiz ha destacado que tiene por objetivo no sólo la accesibilidad a edificios y equipamientos, sino también a exposiciones, actos culturales y actividades de centros cívicos, ha ejemplificado, y ha defendido: "La accesibilidad no significa ayudar, sino que es un derecho que debemos garantizar" y que beneficia a todos los ciudadanos.

Ha recordado que la Generalitat aprobó en 2014 la Ley de Accesibilidad --aunque no ha desarrollado su reglamento--, que establece que los municipios deben aprobar planes propios, y ha defendido que "una ciudad como Barcelona, con su dimensión y la cantidad de servicios que concentra, requiere dar orientaciones claras y específicas" en este ámbito.

PLANES DE EMPLEO Y DIAGNÓSTICO

La medida incluye desarrollar tres planes de empleo: se han contratado a 35 personas mediante dos planes diseñados por Barcelona Activa para recoger datos, y un tercero, del IMPD, contratará a otras 30 con discapacidad, una contratación pionera a nivel municipal, porque realiza un plan de accesibilidad por primera vez contratando a principales destinatarios de la normativa.

El plan pretende analizar con detalle todos los servicios que se prestan a la ciudadanía, revisando su accesibilidad física, comunicativa y de los productos, y contempla una fase de diagnóstico --hasta inicios de 2018--, otra de elaboración de soluciones, y una última de ejecución de estas soluciones, que podría empezar a finales de 2018 o principios de 2019, ha dicho Ortiz.

La primera fase de análisis incluye la recogida de datos sobre diversos servicios: 40 centros de servicios sociales municipales, 50 centros cívicos, 11 oficinas de atención ciudadana, 40 bibliotecas, 56 museos, 59 teatros, 196 salas de cine y espectáculos y 70 centros de atención primaria.

También analizarán en esta primera fase 404 escuelas e institutos municipales, 248 centros educativos concertados, 2.513 paradas de transporte público, viviendas, 52.780 comercios, 40 mercados, 52 centros deportivos municipales, 270 servicios turísticos y canales de comunicación e información, entre otros.

En la fase de diagnóstico, el Ayuntamiento también analizará equipamientos y espacios público de otras administraciones y, para la ejecución de medidas para mejorar la accesibilidad cuando sea necesario, ha avisado: "Entendemos que la ley del Parlament nos hace responsables a todos, igual que al sector privado".

Preguntada por cómo incentivará a privados para que garanticen esta accesibilidad, Ortiz ha resaltado que el Ayuntamiento puede hacerlo a través de la normativa y también acompañando a estos sectores, tras lo que Lamiel ha destacado una iniciativa en Sants-Montjuïc y Ciutat Vella en la que el Ayuntamiento subvenciona mejoras de accesibilidad en establecimientos.

La discapacidad reconocida afecta a un 8,07% de la población de la ciudad --129.987 personas, de las que el 54% son mujeres--, y la mayoría de ellas se concentran en las edades más avanzadas, ya que el 51,3% de los discapacitados tienen 65 años o más, ha detallado Ortiz.

Canal Economias



A LA XARXA



La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies