El Ayuntamiento de Barcelona encarga a Fira la gestión del CCIB a partir de 2021

Comisión de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Barcelona
EUROPA PRESS
Actualizado 10/07/2018 19:44:47 CET

   Fira de Barcelona defiende que la medida contribuirá a "reforzar el papel de la institución ferial"

   BARCELONA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La comisión de Economía y Hacienda de Barcelona ha aprobado este martes inicialmente la concesión de uso privativo del Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB), que gestionará a partir de noviembre de 2021 Fira de Barcelona.

   La medida, que pasará a exposición pública 30 días y se dará por adjudicada una vez resueltas las alegaciones si se registran, ha contado con el apoyo de BComú, grupo Demòcrata, ERC, PSC y el concejal no adscrito Joan Josep Puigcorbé; la abstención de la CUP, el PP y el concejal no adscrito Gerard Ardanuy, y el rechazo de Cs, que aboga por que haya competencias y lo gestione el mejor operador, y no por hacer una adjudicación "a dedo", según Carina Mejías.

   Fira de Barcelona gestionará el CCIB, ubicado en el Fòrum, cuando venza el contrato con el operador actual en 2021 y por un período de 25 años, según acordaron el Ayuntamiento --propietario del equipamiento-- y Fira, que reforzará así su posicionamiento y aumentará su superficie para congresos y eventos.

   El gerente de Presidencia y Economía, Jordi Ayala, ha destacado en la comisión que la medida se toma ahora pese a que el contrato no venza hasta 2021 porque los congresos se reservan con años de antelación, y ha defendido adjudicar directamente a Fira la gestión del centro ---algo que se hacía antes por concurso-- porque Barcelona no debe competir con equipamientos de la propia ciudad, sino con otras.

ESTRATEGIA COMÚN

   Fira de Barcelona ha celebrado en un comunicado la aprobación inicial, ya que el acuerdo permitirá "desarrollar una estrategia común de la ciudad en materia de ferias y congresos"; potenciará las sinergias entre los tres equipamientos feriales de la ciudad, y contribuirá a generar nuevos impactos a favor del tejido económico y social, especialmente en el área del Besòs.

   El director general de Fira de Barcelona, Constantí Serrallonga, ha defendido que el encargo contribuirá a "reforzar el papel de la institución ferial en un entorno global, a aumentar su competitividad, internacionalidad y su carácter de polo de atracción de eventos" en el ámbito de las grandes ferias europeas.

   "Disponer de una estrategia común y una gestión integral de las instalaciones feriales de Barcelona permitirá aprovechar mejor las oportunidades económicas y sociales", ha añadido el director general de Fira, que empezará a comercializar sus espacios cuando la concesión se apruebe definitivamente.

   El Ayuntamiento ha recordado en un comunicado que la ciudad ha ocupado por primera vez el primer puesto del ranking mundial de las mejores ciudades de congresos, que elabora la Asociación de Congresos y Convenciones Internacionales (ICCA).

Contador