Los 200 trabajadores del Hospital Transfronterizo tendrán que saber catalán y francés

Actualizado 10/06/2009 18:31:53 CET

GIRONA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los 200 trabajadores que principalmente necesitará el Hospital de la Cerdanya (Girona) necesitarán tener conocimientos de catalán y francés. Por este motivo, recibirán una formación específica tanto en cultura francesa como catalana --para que sepan el entorno cultural en el que se mueven-- en idiomas y en informática.

El gerente de la Región Sanitaria del Alto Pirineo y Aran del Servicio Catalán de la Salud, Victorià Peralta, explicó en un seminario informativo para periodistas celebrado esta mañana en Girona, que la formación de los profesionales es actualmente "uno de los principales objetivos a seguir".

Peralta también destacó que el "gran reto" que tienen hora mismo es conseguir que "la ciudadanía de los dos lados de la frontera identifique el hospital como suyo y que, por tanto, lo utilice y le tenga confianza".

A parte de la formación del personal, que ya se está llevando a cabo con los actuales empleados del Hospital de Puigcerdà --un centenar--, Peralta explicó que una de las diferencias fundamentales que tienen ahora mismo que solventar es el "marco jurídico de los profesionales".

"En Francia, conviven profesionales laborales con liberales, es un sistema mixto, mientras que en Catalunya los profesionales son básicamente laborales" ya que están sujetos a un contrato laboral con las administraciones, concretó el gerente. De todos modos, Peralta no se mostró preocupado y aseguró que aunque hay diferencias "todas tienen solución".

Aún así, también quiso dejar muy claro que el marco jurídico del nuevo hospital será el marco jurídico catalán. Aunque hay algunos aspectos extrahospitalarios que todavía tienen que conciliarse, como la luz de los giratorios de las ambulancias, ya que en Catalunya tienen que ser naranjas, mientras que en Francia son azules.

El Hospital de la Cerdanya estará gestionado por un órgano de gobierno formado por 25 personas. La presidencia de este órgano será rotatoria y se la repartirán cada dos años el conseller de Salud de la Generalitat y un alto cargo del Ministerio de Sanidad francés. "Cuando uno sea el presidente, el otro ocupará el puesto de vicepresidente", concretó Peralta.

El nuevo hospital tendrá una capacidad de 66 camas y se calcula que dará servicio a unos 35 mil usuarios de las comarcas de la Cerdanya y el Capcir (Francia), aunque con puntas de 150.000 usuarios en épocas turísticas. Además, el hospital contará con seis quirófanos, diecisiete boxes de urgencias y doblará la capacidad actual de atención en las salas de parto.

La inversión total del hospital será de 38,5 millones de euros (31 de inversión para obra civil --financiados por la Generalitat, el Gobierno francés y la aportación del Fondo Europeo Feder-- y 7,5 en equipamiento).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies