24 destinos catalanes de turismo familiar organizan 150 actividades conjuntas

Presentación del 'Catalunya, hola familia'
EUROPA PRESS
Publicado 04/04/2018 14:51:34CET

   La acción 'Catalunya, hola familia' agrupa en dos fines de semana todas las iniciativas

   BARCELONA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El director de la Agencia Catalana de Turismo (ACT), Xavier Espasa, junto al director general de Turismo de la Generalitat, Octavi Bono, han presentado este miércoles en rueda de prensa el programa 'Catalunya, hola familia', una iniciativa de más de 150 actividades distribuidas en dos fines de semana en destinos de costa y de montaña de Catalunya de turismo familiar.

   Un total de 24 destinos de turismo familiar certificadas por la ACT organizarán los fines de semana del 20 al 22 de abril (en destinos de costa) y del 18 al 20 de mayo (en montaña) más de 150 actividades de carácter lúdico y cultural para disfrutar en familia, según ha explicado Bono.

   Para esta edición, el tema elegido ha sido 'Leyendas en familia' con el objetivo de "dar a conocer la historia y mitología del territorio", ha explicado Espasa, y ha anunciado que se ha desarrollado una aplicación de móvil para cazar seres mágicos que los niños podrán encontrar en los destinos a través de la pantalla.

   Un total de 223 empresas se han sumado a la iniciativa y, entre ellas, 57 hoteles, 49 cámpings, 70 empresas de actividades y 46 restaurantes ofrecerán desde descuentos, horarios flexibles, gratuidad para los menores de 12 años y 2x1 en diversas propuestas para fomentar el turismo familiar.

PROYECTO ESTRATÉGICO

   "El turismo familiar es uno de los proyectos estratégicos en la promoción turística de Catalunya", ha asegurado Bono, a lo que la coordinadora de Desarrollo Económico Local de la Diputación de Barcelona, Rosa Serra, ha añadido que ha supuesto un gran esfuerzo por parte de los municipios.

   Según datos presentados por Bono, en 2017 el 22% de los 19 millones de turistas extranjeros que visitaron Catalunya fueron núcleos familiares que aportaron 4.000 millones de euros de beneficio, y de los que "mayoritariamente eran franceses y británicos".