26J.- La campaña catalana acaba uniendo a 5 candidatos contra el popular Jorge Fernández

J.C.Girauta,M.Batet,X.Domènech,M.Terribas,G.Rufián,F.Homs,J.Fernández
TELEVISIÓ DE CATALUNYA @324CAT
Publicado 24/06/2016 13:59:56CET

   La carrera al 26J empezó confrontándolos a todos sobre un referéndum

   BARCELONA, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La campaña de las elecciones generales en Catalunya empezó con los candidatos rivalizando a favor o en contra de un referéndum, y así ha seguido hasta publicarse una conversación en que el candidato popular, Jorge Fernández Díaz, habla sobre supuestos casos de corrupción de CDC y ERC con el director de la Oac, Daniel de Alfonso.

   Esa polémica ha desequilibrado la división entre los seis principales candidatos: cinco se han puesto en contra del también ministro Fernández y de De Alfonso, y los cinco partidos han votado en el Parlament a favor de destituirle en el pleno de la próxima semana, cuando ya se sepa el resultado electoral.

   El popular se ha negado a dimitir y ha tenido el apoyo del presidente candidato Mariano Rajoy, y la polémica se ha extendido a la campaña electoral en toda España.

LOS CANDIDATOS UNO A UNO

   Fernández Díaz ha defendido que es la verdadera "víctima" de una grabación ilegal y, sobre el resto del debate de campaña, ha cargado contra PSOE y C's por querer excluir al PP del mapa político, en una campaña que ha contado con dos visitas a Catalunya de Rajoy; ambas, con protestas de la PAH.

   Meritxell Batet (PSC) ha acusado a Podemos de impedir un gobierno del cambio tras el 20D para echar al PP, al que ha criticado por sus políticas y por usar las instituciones para fines partidistas por la conversación entre Fernández y De Alfonso, algo en lo que ha insistido en sus actos, a los que la han ido acompañando socialistas como el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero; el presidente del Congreso, Patxi López, y el candidato del PSOE, Pedro Sánchez.

   Francesc Homs ha reivindicado la centralidad de CDC frente a PP y Podemos, ha marcado distancias con ERC erigiendo a su propio partido como garantía de conseguir la independencia y, ante el revuelo mediático de la filtración de las conversaciones, considera evidenciada la "guerra sucia" que han sufrido por su apuesta por el Estado propio.

   Gabriel Rufián y ERC ha centrado su campaña en atacar a ECP y dudar del referéndum que plantea Pablo Iglesias, pero ha dado un giro a su estrategia tras saberse la conversación entre Fernández y De Alfonso y se ha centrado entonces en reivindicar su honestidad y pedir el voto frente a "las cloacas del Estado".

   Xavier Domènech (ECP) se ha centrado en mostrarse como única alternativa para desplazar al PP del Gobierno con el convencimiento de que lo conseguirán, y lamentando ser blanco de críticas de formaciones como ERC y PSOE porque consideran que el rival de todos ellos sólo es el PP al impedir "los anhelos de cambio" de todos, y por eso ha llamado a votantes soberanistas y progresistas a confiar en ECP como alternativa para lograrlos.

   Juan Carlos Girauta (C's) ha enarbolado la bandera de la regeneración del Estado pero alejada de las recetas mágicas que considera que ofrece el "populismo" de Unidos Podemos, y ha reivindicado su disposición a pactar con PSOE o PP en caso necesitarse para formar gobierno, pero con el veto a Rajoy y a su equipo por el lastre de la presunta corrupción que acarrea la cúpula popular.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies