Los alcaldables por Barcelona apuestan por reducir el uso del coche en la ciudad

Actualizado 22/05/2007 13:11:26 CET

BARCELONA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

Los cinco principales candidatos a la Alcaldía de Barcelona apuestan por reducir el uso del coche en la ciudad, sustituyéndolo por el transporte público como solución a la congestión del tráfico. La mayoría reclama potenciar la red de Cercanías de Renfe.

El candidato Xavier Trias aboga por un "cambio de magnitud" del transporte público colectivo, especialmente por lo que respecta al Metro, a los Ferrocarriles de la Generalitat y a Cercanías de Renfe, para que puedan ser opciones "reales" distintas al coche.

En cuanto al autobús, Trias propone que ocupe más espacio en la calzada y que gane velocidad, aunque pide que comparta el carril con las motocicletas, pues opina que sin ellas, Barcelona estaría "colapsada".

Por su parte, la alcaldable de ICV-EUiA-EPM, Imma Mayol, también opta por una solución combinada, pero considera que no se puede permitir que el coche "sea el rey del mambo" en la ciudad. En este sentido, apuesta por penalizar el impuesto de circulación a los todoterreno (4x4).

Mayol propugna limitar la construcción de grandes aparcamientos, continuar con la implantación del área verde, restringir el tráfico en el núcleo antiguo o en las tramas urbanas densas y premiar la alta ocupación de un vehículo privado, dando prioridad a la creación de carriles bus-VAO (vehículos de alta ocupación) de entrada y salida a Barcelona.

Mayol quiere ampliar las aceras para fomentar los desplazamientos a pie y en bicicleta, con la promesa de 200 kilómetros de carril bici en 2011 y 10.000 plazas de aparcamiento, además de extender el servicio de alquiler a todos los distritos.

La ecosocialista también propone establecer la prioridad semafórica del autobús frente a los coches, mejorar el carril bus y conectar las líneas del Trambaix y del Trambesòs a lo largo de la avenida Diagonal.

CERCANÍAS Y MEJORAR ACCESOS A LA CIUDAD.

El candidato del PP, Alberto Fernández Díaz, aboga por exigir al Ministerio de Fomento más inversiones en la red de Cercanías e insiste en la importancia de reforzar las entradas y las salidas a la ciudad.

En este sentido, reclama que se construya el Túnel de Horta, el Cuarto Cinturón (B-40) e intercambiadores para que los conductores puedan estacionar el vehículo y coger transporte público hasta Barcelona.

Los populares se comprometen a incorporar carriles específicos para autobús, moto y VAO en la B-23 entre Molins de Rei y la entrada por la Diagonal, en la C-58 entre Ripollet y el acceso por Avenida Meridiana, y en la C-31 entre Montgat y la Rambla Prim.

Por su parte, el candidato de ERC, Jordi Portabella, también quiere reactivar el proyecto del Túnel de Horta y plantea el soterramiento de algunas vías rápidas de la ciudad, así como agilizar la distribución urbana de mercancías. Para Portabella, el metro debe ser la alternativa al coche, que tiene que utilizar carburantes menos contaminantes.

Jordi Hereu (PSC) también hace especial hincapié en los accesos a Barcelona y cree que es necesario duplicar la oferta de Cercanías como principal solución para reducir el uso del coche, especialmente en la entrada de la capital catalana.

Según Hereu, la principal fórmula es mantener el trazado del AVE por el centro de Barcelona, frente a la tesis de CiU, que aboga por el corredor del Vallès.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies