Fernández Díaz (PP) se opone a un nuevo oratorio musulmán en Poble Sec (Barcelona)

 

Fernández Díaz (PP) se opone a un nuevo oratorio musulmán en Poble Sec (Barcelona)

Actualizado 22/05/2007 16:31:32 CET

El alcaldable exige que se pongan condiciones a la comunidad musulmana para construir centros de culto

BARCELONA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PP a la Alcaldía de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, se opuso hoy a que la comunidad musulmana instale un oratorio en unos bajos de la calle Piquer, en el barrio del Poble Sec de la capital catalana.

Fernández Díaz pidió "poner condiciones" a la construcción de oratorios en Barcelona. "En cualquier mezquita, hay que saber quién está detrás, quien la financia, si detrás hay determinados países, y qué enseñanzas se impartirán", indicó.

Al ser preguntado por Europa Press sobre dónde tendrían que ubicarse las mezquitas en Barcelona, el candidato no precisó los emplazamientos. Lo que sí destacó es que en el caso del proyecto de oratorio en el Poble Sec, este barrio "no es el mejor sitio" ya que, en las proximidades del lugar propuesto, hay otro lugar de culto musulmán, y además, las condiciones del local no son las idóneas.

Cuando se preguntó al candidato sobre si las condiciones que propone para los musulmanes tendrían que extenderse al resto de tradiciones religiosas, el candidato aseguró que "algunas religiones están perfectamente arraigadas". "Todos sabemos cómo se financia la Iglesia Católica", dijo, en relación a la construcción de la Sagrada Familia, o la de la iglesia de Sant Francesc de Paula a Sant Martí, que antes estaba situada al lado del Palau de la Música.

"LOS MUSULMANES TIENEN QUE RESPETAR NUESTRAS COSTUMBRES".

El candidato aseguró que hay que garantizar que "los musulmanes respeten nuestras costumbres, empezando por la no discriminación de la mujer". Fernández Díaz aseguró que no puede ser que haya mujeres vestidas con 'burka' en Barcelona. En este sentido, explicó que "el 'burka' no es un hábito, es una forma de entender la vida y ejemplifica la discriminación de la mujer". "Hay que decir que hasta aquí hemos llegado", añadió.

Fernández Díaz rechazó el hecho de que, de los recursos que el Ayuntamiento recibe de la Generalitat y del Gobierno central para inmigración, se destinen casi un tercio de ellos a clases de catalán. "Las clases de catalán no enseñan valores sino lengua, un musulmán con una interpretación concreta del Islam puede discriminar a la mujer y hablar muy bien el catalán", aseguró.

En este sentido, el candidato defendió que en las ordenanzas municipales se incluya que "nadie puede ser apartado por su cultura o su país de origen".

"PROMOVER" LA INMIGRACIÓN DE AMÉRICA LATINA.

El alcaldable solicitó a las autoridades "promover" la inmigración de América Latina frente a la que procedente de otras partes del planeta ya que, en su opinión, "es más fácil la integración porque tienen un perfil similar al nuestro". Fernández Díaz defendió hablar de "inmigración selectiva" porque "es lo que hacen los principales países europeos".

En este sentido, el candidato valoró la lengua, la cultura y la religión como algunos de los puntos de contacto existentes entre América Latina y España.

SERVICIOS PÚBLICOS DESBORDADOS.

Fernández Díaz aseguró que con la inmigración, algunos servicios públicos se han desbordado. "Cuando hay más demandantes de viviendas sociales y guarderías y la Administración no hace un sobreesfuerzo, es evidente que se puede producir un colapso", dijo Fernández Díaz, quien añadió que "no puede ser que la parte --en referencia a la inmigración-- absorba el todo de las políticas sociales".

En referencia a la sanidad pública, el candidato recordó que en los últimos años se han incrementado en 100.000 el número de tarjetas sanitarias. "Hay que apoyar la sanidad pública para no perjudicar a los usuarios de siempre", añadió.

En este sentido, el candidato se comprometió a elaborar un plan de choque de servicios sociales y a impulsar otro sobre inmigración. Fernández Díaz recordó que llevó esta propuesta en el pleno pero que "me quedé solo porque CiU y el tripartito se opusieron".

Fernández Díaz lamentó que, cuando hace estos planteamientos, otros candidatos le acusen de incitar al racismo y a la xenofobia. "Es más fácil decir que alguien es racista" que atender a las necesidades que se detectan, afirmó.

FRENAR LA INMIGRACIÓN ILEGAL.

El candidato consideró que se ha producido un "efecto llamada" de inmigrantes ilegales por "la regularización masiva" que el Gobierno central hizo a principios de legislatura. Además, aseguró que en Barcelona este "efecto llamada" es mayor por la "política permisiva" del tripartito municipal "que defiende papeles para todos" e "insta a la desobediencia civil de los agentes policiales para que no accedan a los datos del padrón municipal".

"La Policía Nacional, en colaboración con los Mossos d'Esquadra y la Guardia Civil, tiene que actuar contra la inmigración ilegal", afirmó el candidato en una rueda de prensa en el parque de les Tres Xemeneies, donde lamentó que el padrón "sea la puerta de atrás" para regularizar a los extracomunitarios.

Fernández Díaz instó a los agentes policiales a actuar contra la inmigración ilegal, y aseguró que "desde 2004 cada año hay menos detenciones y menos expulsiones".

El candidato del PP también lamentó que, entre 2005 y 2006, el número de inmigrantes irregulares repatriados de Canarias a Barcelona se haya multiplicado por ocho. "Se ha pasado de 130 a 1.047, según datos reconocidos por el Gobierno cental al grupo parlamentario Popular en el Congreso", precisó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies