Unos 35 desalojados por el derrumbe parcial de un edificio en Manresa (Barcelona)

 

Unos 35 desalojados por el derrumbe parcial de un edificio en Manresa (Barcelona)

Actualizado 24/07/2006 16:36:30 CET

MANRESA (BARCELONA), 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Unas 35 personas fueron desalojadas esta mañana tras el derrumbe de la parte trasera de un edificio de viviendas de cuatro plantas situado en el número dieciséis de la calle Escodines de Manresa (Barcelona), que tuvo lugar hacia las ocho y media de la mañana. El incidente no provocó heridos, según informaron a Europa Press los Bomberos de la Generalitat.

Además de las 21 personas que vivían en el edificio también fueron desalojadas los vecinos de los bloques contiguos. En total fueron unos 35 los inquilinos evacuados. En estos momentos se está llevando a cabo una reunión en el Ayuntamiento de Manresa dónde se decidirán las medidas a tomar y el realojamiento de los afectados.

El mal estado del edificio, las humedades que presentaba y la falta de mantenimiento parecen ser las causas del derrumbe de la parte posterior del edificio que daba a la calle Montserrat. El concejal de Vivienda del Ayuntamiento de Manresa, Ignasi Perramon, explicó que "la humedad en las paredes de arcilla ha debilitado la estructura afectando a uno de los pilares fundamentales del edificio".

Asimismo, Perramon confirmó que los 21 vecinos desalojados del bloque afectado no podrán regresar a sus casas porque se tendrá que derribar y deberán ser realojados. El destino final de los inquilinos se decidirá en la reunión que se está llevando a cabo desde las doce y media de este mediodía.

La suerte de los vecinos de los bloques contiguos, es decir, los números catorce y dieciocho es distinta, deberán permanecer fuera de sus casas solamente mientras duren los trabajos de derrumbe de lo que queda del edificio.

El presidente de la Asociación de Vecinos del barrio, Josep Lluís Martínez, denunció la situación del barrio, en el que, desde "hace años que estamos avisando del mal estado de algunos edificios, lo hemos dicho por activa y por pasiva y sólo se corre cuando ocurre una desgracia", explicó.

El presidente calificó de "patética" la situación y añadió que "las cosas no se pueden resolver de esta forma, porque en cuestiones de vivienda no se puede improvisar". Para la Asociación de Vecinos de las Escodines, la seguridad de las personas es responsabilidad de la administración, aunque no han querido concretar si del Ayuntamiento del municipio o de la Generalitat de Catalunya.

"Hemos salido sin nada, yo me encontraba en la cocina cuando se ha venido todo abajo", explicaba un vecina del bloque desplomado, visiblemente nerviosa y aún con el susto en el cuerpo. La mujer se mostraba preocupada por recuperar sus pertenencias y no sabía aún donde iban a dormir esta noche. En este sentido el concejal de Vivienda, Ignasi Perramon, afirmó que "los vecinos podrán entrar a recuperar todo aquello que haya quedado dentro antes del derrumbe".

Además de las viviendas afectadas habrá que ver cómo se resuelve el problema de los comercios que albergaban los bajos de los edificios afectados. De momento, han tenido que cerrar sus puertas hasta que se esclarezca la situación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies