El 40% de los barcos del Puerto Olímpico de Barcelona no sale nunca a navegar

Actualizado 05/11/2006 15:39:15 CET

BARCELONA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El 40% de los barcos que se encuentran amarrados en el Port Olímpic de Barcelona no sale nunca a navegar, una situación sobre la que la capitanía del puerto deportivo quiere dar "un toque de aviso", según explicó a Europa Press el capitán de las instalaciones, Joan Guitart.

Entre los 740 amarres de que dispone el puerto olímpico de la Ciudad Condal, una treintena de barcos se utiliza como "apartamento flotante", comentó Guitart, quien señaló que "los puertos intentamos evitar esto porque faltan amarres".

El capitán se preguntó "dónde metemos los barcos que quieren navegar", ya que la demanda de amarre es superior a la oferta, aunque reconoció que la construcción del Port Forum y de nuevas instalaciones de amarre en Badalona "han descongestionado un poco" la situación en la capital catalana.

Con todo, la lista de espera para conseguir un amarre en el Port Olímpic fue cerrada hace dos años y las vacantes que van surgiendo se cubren con inscritos que están esperando desde aquella época.

Además, Guitart recordó que los puertos deportivos se mantienen con el precio que pagan los amarristas, en el que se incluye el abastecimiento de agua y electricidad y los servicios (lavabos, mantenimiento y limpieza) como parte de la cuota fija.

"Si alguien vive en el barco gasta más agua y electricidad y utiliza los servicios más que el resto de amarristas. Si el consumo se dispara, el usuario sigue pagando lo mismo y el que reduce su cuenta de ingresos es el puerto, comentó.

El capitán del Port Olímpic defendió a los "barcos transeúntes", que definió como embarcaciones que van haciendo escalas en diferentes puertos y realizan estancias de unos meses, una práctica que realizan, por ejemplo, jubilados franceses.

Sin embargo, se mostró contrario a barcos "sin motor ni condiciones de navegabilidad, que se usan como apartamento y en los que incluso se instalan más personas de las que pueden", a modo de auténtico piso patera.

"Si la gente se decide a habitar en un barco-casa, se van ocupando los amarres y en vez de un puerto deportivo será un puerto de apartamentos", apostilló, aunque matizó que "de momento", no es un "problema relevante" para el Port Olímpic.

POSIBLES SOLUCIONES

Guitart señaló como soluciones a la falta de amarres y la proliferación de embarcaciones apartamento, colocar las embarcaciones pequeñas que salen poco a mar abierto en diques secos, una alternativa que Puertos de la Generalitat ya está desarrollando.

Asimismo, propuso instalar contadores de agua y electricidad para controlar los amarres que excedan el consumo medio y evitar que a los habitantes de las embarcaciones "les salga tan barato" vivir en el puerto.

De todas formas, puntualizó que "es muy complicado" decidir cuál es la frontera entre lo que se considera vivir y no vivir en un barco, aunque sí que reclamó a la Administración que tenga en cuenta la tendencia a la hora de aprobar reglamentos para no encontrar puertos "en los que no salen los barcos".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies