Unos 400 trabajadores del sector papelero se manifiestan en Girona para exigir soluciones a la crisis

Actualizado 07/11/2008 16:01:22 CET

GIRONA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Unos 400 trabajadores del sector papelero se concentraron este mediodía frente la sede a la delegación de la Generalitat en Girona para exigir soluciones efectivas ante el posible cierre de la fábrica Aconda de Flaçà -- por la falta de liquidez que sufre la empresa des de hace semanas-- y el ERO que tiene la intención de presentar la empresa Torraspapel y que afecta 204 de los 328 empleados de la planta de Sarriá de Ter (Girona).

Ayer el comité de empresa de Torrespapel ya anunció movilizaciones para protestar ante esta medida que consideran injusta porque, según los sindicatos, la empresa obtuvo beneficios. La concentración cortó el tráfico de la una de las principales arterias , la avenida Jaume I, de la ciudad durante más de una hora y media.

Los 200 trabajadores de los 240 que tiene Aconda llegaron en tren poco antes de las 12, recorrieron el centro de la ciudad y entre gritos y protestas se detuvieron frente la delegación de la Generalitat.

Poco después, los empleados de Torrespapel vinieron caminando por la antigua N-II desde Sarrià de Ter con el mismo destino. A las 12.30 los trabajadores de las dos empresas coincidieron en el mismo punto.

Las dos empresas coincidieron el mismo día y la misma hora, pero los problemas son completamente distintos. Aconda Paper es una fábrica especializada en papel para la publicidad que necesita urgentemente una inyección de capital, que cifran en 8 millones de euros, para poder comprar materias primas.

Por su parte, Torraspapel comunicó el "redimensionamiento" de la fábrica gerundense el pasado miércoles por la noche --cesará la producción de papel estucado-- y el cierre definitivo de los centros de Algeciras (Cádiz) y Amorebieta (Vizcaya), con un total de unos 400 trabajadores afectados.

Las fábricas de Sant Joan les Fonts (Girona), Zaragoza, Leitza (Navarra), Uranga (Guipuzcoa), Motril (Granada) y Almázan (Soria) operarán "con normalidad", dijo la papelera.

Durante el tiempo que duraron las movilizaciones se vivieron algunos momentos de tensión, pero los cuerpos de seguridad no se vieron obligados a intervenir y todo transcurrió dentro de la normalidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies