El 69% de las medidas penales alternativas en Catalunya son por delitos de tráfico

 

El 69% de las medidas penales alternativas en Catalunya son por delitos de tráfico

Actualizado 20/07/2009 20:21:51 CET

La población reclusa aumenta un 3,5%, el menor incremento en cuatro años

BARCELONA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 69,16% de las medidas penales alternativas (mpa) en Catalunya en el primer semestre de este año fueron impuestas a condenados por delitos de tráfico. Son casi 6.000 delitos condenados con mpa, un 109,19% más que en 2008, lo que ha provocado que la Conselleria de Justicia haya preparado un plan de choque para asumir este aumento.

Se contratará a 32 personas dedicadas a la ejecución de mpa, 18 de ellas en Barcelona y el resto repartidas por el territorio, que se sumarán a las 140 que ya trabajan ahora.

Además de los condenados a mpa, 447 personas están en prisión por algún delito relacionado con la circulación, de las que 107 tienen como principal delito uno relacionado con el tráfico.

En la cárcel Modelo de Barcelona, 39 internos han seguido un programa piloto de conducción temeraria para condenados por delitos de tráfico, mientras que en otras cárceles catalanas han seguido estos cursos 178 reclusos.

El décimo boletín penitenciario de Catalunya, actualizado a 30 de junio y presentado hoy, destaca que en los primeros seis meses de 2009 se solicitaron 7.908 mpa, lo que supone un aumento del 66,73% respecto al mismo periodo del año pasado, debido principalmente a la entrada en vigor de nuevos artículos del Código Penal sobre tráfico.

El segundo delito más habitual en las condenas con mpa son los relacionados con la violencia de género, que suponen el 14,6% del total, un poco menos que en 2008. La mayoría de demandas de mpa son para ejecutar trabajos en beneficio de la comunidad.

Aparte de los condenados a mpa, la población reclusa total ha aumentado un 3,5%, llegando a las 10.407 personas, lo que supone el menor crecimiento de los últimos cuatro años, pero que está por encima del crecimiento de la población catalana. Catalunya tiene 141 reclusos por cada 100.000 habitantes, por debajo de la tasa de 170 del resto de España pero superior a la de buena parte de los países europeos.

La proporción de extranjeros entre los encarcelados sigue aumentando y ya supone el 42,6% del total, lo que la consellera de Justicia, Montserrat Tura, justificó porque los jueces suelen decretar más prisión preventiva para los inmigrantes por su menor arraigo o existencia de vínculos en Catalunya, lo que aumenta el riesgo de fuga.

La tasa de presos preventivos ha aumentado hasta el 21,7%, algo superior al objetivo de la Generalitat --20%--, porcentaje que es superior en el caso de los extranjeros, mujeres y jóvenes. El 40% de los ya condenados a prisión cumplen una pena de cinco a diez años y el tiempo medio de condena es de casi ocho años.

Más de una cuarta parte de los que cumplen prisión gozan del tercer grado penitenciario, lo que les supone pasar sólo algunas horas en la cárcel.

Uno de los aspectos de los que la Conselleria se siente más orgullosa es que todos los internos participan en algún programa de educación o rehabilitación y las matriculaciones en los programas de escolarización llegaron a las 4.462.

De los programas especializados para tratamientos específicos, el más numeroso es el de violencia de género, con 309 internos. El de delitos violentos cuenta con 221 reclusos y el de delitos sexuales, con 193.

En justicia juvenil, el 56% de los casos se solucionan con penas de medio abierto --el joven pasa muchas horas fuera del centro--, el 32 por ciento son a través de la mediación --con un 77,9% de éxito-- y en el 12 por ciento de los casos los jóvenes son internados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies