El 70% de los niños discapacitados estará escolarizado en centros ordinarios en seis años

Actualizado 16/07/2009 17:02:35 CET

La tendencia es que los centros de educación Especial escolaricen solo a los alumnos con graves discapacidades

BARCELONA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Educación de la Generalitat presentó hoy el plan de educación inclusiva 'Aprender juntos para vivir juntos', por el que prevé trasladar al 70 por ciento de los niños con discapacidades de grado bajo y medio a los centros escolares ordinarios de Primaria, Secundaria y enseñanzas postobligatorias.

En rueda de prensa, el conseller de Educación, Ernest Maragall, explicó que actualmente los centros ordinarios atienden al 55,2 por ciento de los estudiantes con discapacidad, y detalló que la cifra total de alumnos con dificultades en Catalunya es de 15.668, un 1% de la población escolar.

El plan tiene el objetvivo concreto de reducir los Centros de Educación Especial (CEE), de los 840 que hay ahora a 606 --que escolarizarán a los alumnos con altas discapacidades--, e incrementar las Unidades de Apoyo a la Educación Especial (USEE) --servicios que se integran en los centros ordinarios-- pasando de las 284 actuales a unas 518 en 2015.

De hecho, el conseller subrayó que se trata de un cambio "radical" de mentalidad en la escolarización de los alumnos con discapacidades, ya que hasta ahora iban a los centros ordinarios con una "mochila" de recursos. Con el nuevo plan, los centros catalanes deberán estar preparados y armados de recursos para atender a cualquier estudiante con deficiencias bajas y medias --el 66 por ciento de los alumnos con discapacidades--.

Actualmente, la mayoría de alumnos con discapacidades múltiples y trastornos generalizados del desarrollo se escolarizan en CEE, mientras que la escuela ordinaria ya absorbe hoy en día la mayoría de alumnos con discapacidades auditivas, visuales, físicas y con alteraciones graves de conducta.

Para cambiar al modelo inclusivo la formación de los docentes deberá generalizarse en la atención a los alumnos con discapacidades, para lo que la Conselleria garantizó que el Grado de Magisterio y el Máster de Secundaria asegurarán una formación inicial. Además, los profesionales contarán con formación permanente y programas específicos al plan.

El Govern desembolsará 1,5 millones de euros a este efecto, además de cuantías extra en el despliegue del plan --nuevos servicios educativos y contratación de 730 especialistas--, hasta que en 2015 la inversión en enseñanza inclusiva sea de 19,3 millones de euros anuales extra.

Avanzó que Educación ha negociado con las patronales de escuelas concertadas de enseñanza especial para que, en el proceso de desmantelamiento parcial, los profesionales sean absorbidos en los servicios USEE de los centros ordinarios.

Para el conseller, los CEE "pasarán de ser el último refugio a estar en el centro y ocupar un papel activo". No obstante, el conseller destacó el esfuerzo que su departamento deberá hacer en las etapas de Infantil --0 a 3 años-- y en la enseñanza postobligatoria, en la que hay "poca experiencia" en la atención a discapacidades.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies