El 95% de niños barceloneses está vacunado y un 2,5% es de movimientos antivacunas

 

El 95% de niños barceloneses está vacunado y un 2,5% es de movimientos antivacunas

La delegada de Salud del Ayuntamiento de Barcelona, Cristina Iniesta
EUROPA PRESS
Actualizado 14/03/2013 14:02:25 CET

BARCELONA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El 95% de los niños y adolescentes barceloneses recibe una "buena" cobertura vacunal, si bien del 5% restante, la mitad pertenecen a movimientos antivacunas y la otra mitad son hijos de familias que no utilizan la red pública de salud, ha explicado este jueves el presidente de la Sociedad Catalana de Pediatría, Ferran Moraga.

En un acto de celebración de los 40 años del Plan de Vacunación Continuada de Barcelona, Moraga ha destacado que la capital catalana fue la primera ciudad española, y una de las primeras europeas, en implantar un "calendario vacunal", que siete años más tarde se extendería al resto de Catalunya.

Moraga ha celebrado el grado de cobertura vacunal, aunque ha alertado de que un aumento de la influencia del movimiento antivacunas podría hacer reaparecer enfermedades extinguidas como el sarampión, del que en 2010 se registró un brote en la capital catalana a causa de un grupo de población inmigrante que no estaba vacunada.

La delegada de Salud del Ayuntamiento de Barcelona, Cristina Iniesta, se ha felicitado por la consolidación del programa, que gestiona el Centro de Distribución Regional de Vacunas, que distribuye cada año más de 400.000 vacunas desde los 0 a los 14 años y facilita más de 13.000 carnés vacunales a familias que tienen un bebé.

Según Iniesta, las vacunas "constituyen un derecho de la ciudadanía, ya que forman parte de las prestaciones básicas que incluye el sistema sanitario catalán", y la ejecución del Plan de Vacunación Continua en la Población Infantil de Barcelona supuso un hito para la salud pública.

El plan consiguió sistematizar el uso del carné vacunal como documento acreditativo y de registro para cada niño de la ciudad, y gracias a su uso extendido la ciudad catalana ha sido capaz de erradicar patologías que causaban muerte y secuelas importantes, como la poliomelitis, la viruela y la difteria.

La delegada ha recordado a todas las familias con niños la necesidad de vacunarse como "la mejor opción para proteger a los hijos de una forma sencilla y gratuita ante enfermedades que pueden ser muy graves".

Ha hecho una mención especial al doctor Tomas Pomarola, como "persona clave" en la puesta en marcha de este plan importante para la salud pública, que fue impulsado por el Instituto Municipal de Higiene de Barcelona.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies