La ACA califica de "magnífica noticia" la absolución del alcalde de Tordera

Director De La Agencia Catalana Del Agua (ACA), Leonard Carcolé
EUROPA PRESS
Actualizado 24/02/2012 18:30:48 CET

BARCELONA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El director de la Agencia Catalana del Agua (ACA), Leonard Carcolé, ha calificado este viernes de "magnífica noticia" la absolución del alcalde de Tordera (Barcelona), Joan Carles Garcia (CiU), de un presunto delito contra los recursos naturales y el medio ambiente por el vertido de aguas residuales de una urbanización del municipio al torrente de Roques Llises.

En declaraciones a Europa Press, Carcolé ha manifestado que parece una cuestión de "sentido común" la absolución, ya que la denuncia se había cursado contra un alcalde que no disponía de la infraestructura necesaria para depurar las aguas.

El director de la ACA ha recordado que el Govern pretende construir depuradoras en todos los municipios, pero ello está supeditado a la situación financiera del organismo --que arrastra una deuda superior a los 1.200 millones de euros--, y por tanto confía en que los jueces sean sensibles a este hecho.

"Si lo que pretende Fiscalía es ir a cada sitio con vertidos, durante muchos años podrá imputar a mucha gente", ha señalado Carcolé, que ha considerado lógico que los alcaldes no tengan responsabilidades en estos casos y menos de tipo penal.

A pesar de ello, ha señalado que es un poco prematuro valorar la sentencia hasta no tener acceso a la misma y conocer en profundidad su contenido, y ha apuntado que tiene "muchas ganas" de leerla.

"Situación diferente es cuando existe una depuradora y se explota inapropiadamente", ha añadido, ya que esta situación sí sería denunciable en virtud de los delitos tipificados en la legislación medioambiental y el código penal, ha precisado.

Al menos otra decena de alcaldes de municipios de Barcelona y Tarragona también han sido denunciados por la misma razón, en procesos que se incoaron entre 2009 y 2010.

La ACA aprobó en 2005 el plan de saneamiento de aguas residuales urbanas (Psaru), que preveía la inversión necesaria para eliminar la contaminación por vertidos de agua del conjunto de los pueblos de Catalunya en el horizonte de 2014, si bien la actual crisis compromete parte de estas actuaciones, ha reconocido Carcolé.

El Govern, además de los consejos comarcales del Alt Penedès y del Maresme, junto con la Federación Catalana de Municipios (FMC), ya se habían mostrado contrarios a estas imputaciones, al entender que supera la voluntad de los alcaldes implicados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies