Académicos piden mejorar el sistema autonómico y local en vez de recentralizar por la crisis

 

Académicos piden mejorar el sistema autonómico y local en vez de recentralizar por la crisis

Los catedráticos Núria Bosch y Albert Solé-Ollé (UB-IEB)
EUROPA PRESS
Actualizado 24/05/2013 14:26:32 CET

Ven la reforma local planteada por el Gobierno central como un "atentado a la autonomía local"

BARCELONA, 24 May. (EUROPA PRESS) -

Expertos en Economía Pública abogan por mejorar el sistema autonómico y local español en vez de las políticas recentralizadoras que se están impulsando en el contexto de crisis, según el IV Informe de Federalismo Fiscal del Instituto de Economía de Barcelona (IEB) de la Universitat de Barcelona (UB), que analiza la relación entre la crisis y la recentralización.

Los catedráticos Núria Bosch y Albert Solé-Ollé (UB-IEB), editores del informe, han señalado este viernes en rueda de prensa que la crisis se ha utilizado como "excusa" para recentralizar --con medidas como la reforma constitucional de 2011, la imposición de objetivos de déficit y la reforma local--, y que es falso que la descentralización dificulte la gestión macroeconómica.

El informe detecta pérdida de la autonomía política, financiera y de gestión de las comunidades autónomas con políticas estatales "oportunistas basadas en cambios coyunturales en la opinión pública y en diagnósticos erróneos de la situación".

El jurista y director del Instituto de Estudios Autonómicos de la Generalitat, Carles Viver, añade en un artículo del informe que se están viendo afectados elementos estructurales del Estado de las Autonomías y que "todos los indicios llevan a la convicción de que en el futuro inmediato esta tendencia se incrementará notablemente".

En este sentido, Núria Bosch ha afirmado que "al Gobierno central actual le va bien la coyuntura porque no cree en el Estado de las Autonomías", y que España no es el único país en el que se está produciendo recentralización durante la crisis, como señalan autores del documento, que mencionan casos como Dinamarca, Reino Unido, Grecia y Noruega.

Con todo, para Bosch y Solé "las disfunciones de los gobiernos subcentrales que se han manifestado con la crisis no deberían hacer olvidar las ventajas de un sistema descentralizado".

Entre estas disfunciones, apuntan a la descentralización del gasto pero no de los ingresos, la "poca disciplina presupuestaria" que se dio en las CCAA, su excesiva dependencia de ingresos vinculados al sector de la construcción, y que reaccionaron tarde a la crisis a la hora de reducir su gasto.

REFORMA LOCAL

En un apartado específico sobre la reforma local presentada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, Bosch y Solé concluyen que es "un atentado contra la autonomía local" y vacía de competencias a los municipios, es imprecisa y se centra en aspectos colaterales mientras no afronta cuestiones más importantes como el tamaño de los municipios.

"Proponemos menos municipios --como mínimo de 5.000 habitantes y mejor de 10.000-- para tener más municipalismo, y la propuesta del Gobierno central es antimunicipalista: los mismos municipios pero con menos funciones", ha resumido Solé.

Respecto a la reforma local planteada en Catalunya, ha considerado que mancomunar servicios en los consejos comarcales soluciona disfunciones de los pequeños municipios, pero en el caso de las veguerias se ha mostrado partidario de no dotarlas de estructura administrativa, más aún cuando tampoco se sabe qué pasaría con las diputaciones.

En todo caso, Solé ha expuesto que el informe del IEB propone una organización local en España y Catalunya en la que desaparezcan los niveles de administración redundantes y cambie el sistema de elección para mejorar la democracia local y ganar eficiencia, evitando a la vez, con un nuevo sistema de representación, que las pequeñas localidades queden sin voz en el sistema de municipios de mayor tamaño.

Solé ha lamentado que la reforma local estatal limita las competencias de los ayuntamientos, mantiene la excesiva fragmentación de los municipios, lo que a la vez dificulta su profesionalización y control financiero, y refuerza las diputaciones cuando su eficacia está en duda y funcionan con un sistema de elección indirecta "poco transparente democráticamente y propio del siglo XIX".

En cambio, ha defendido que con municipios de al menos 10.000 habitantes "no haría falta un nivel de administración supramunicipal" y los municipios podrían añadir competencias --de los consejos comarcales, diputaciones o incluso autonómicas-- y mejorar su profesionalización, incluyendo que cada municipio contase con interventor y secretario, ya que se ha demostrado que el control externo no funciona.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies