El acceso de la estación de Liceu elimina los únicos forjados modernistas originales del Metro que quedaban en Barcelona

 

El acceso de la estación de Liceu elimina los únicos forjados modernistas originales del Metro que quedaban en Barcelona

Actualizado 11/05/2006 19:03:50 CET

El Ayuntamiento acepta restituirlos pero con adaptaciones

BARCELONA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Las obras del nuevo acceso de la estación de Metro del Liceu han supuesto la eliminación de los únicos forjados de inspiración modernista originales del primer suburbano que quedaban en Barcelona. El conjunto decorativo de la boca del Metro se ha sustituido por una barandilla de acero y cristal.

El rey Alfonso XIII inauguró el 30 de diciembre de 1924 el primer ferrocarril metropolitano de Barcelona, conocido como el 'Gran Metro', que unía plaza Catalunya y Lesseps. En julio de 1925 se inauguró la prolongación hasta la estación del Liceu.

Como el resto de accesos, las entrada de esta estación se decoró con forjados de inspiración modernista, trabajados con el logotipo de la compañía, recordando el 'art nouveau' que todavía hoy se conserva en las entradas del Metro de París (Francia).

Con el tiempo, las del Liceu se habían convertido en las únicas bocas del Metro conservadas en su estado original y en un icono característico de la Rambla de Barcelona, recogido en guías culturales, y objetivo de las cámaras de la mayoría de turistas.

Un grupo de ciudadanos usuarios del Foro del Transporte Catalán han pedido a través de su página web que Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), una de las responsables de las obras de modernización de la estación, restituya la entrada histórica.

TMB DEFIENDE SU RESTITUCIÓN.

Un portavoz de TMB aseguró a Europa Press que el conjunto de entrada de cristal y aluminio se ha instalado "por exigencias de la normativa municipal sobre mobiliario urbano y accesos".

No obstante, responsables de TMB han solicitado al Ayuntamiento de Barcelona que en la estación del Liceu "se haga una excepción", ya que "se prefiere conservar el aspecto externo tradicional del acceso", puesto que "se trata de un símbolo de la compañía", apuntó.

Los forjados modernistas que coronaban el acceso de esta estación de Metro se encuentran actualmente en un almacén de la empresa FCC, constructora que está llevando a cabo las obras del Metro en este tramo de la línea 3.

Sin embargo, las peticiones de TMB van más allá, ya que la empresa también ha reclamado al Ayuntamiento de Barcelona que busque un modelo de acceso a las estaciones del Metro más "adecuadas" que la actual barandilla con cristal, para evitar que sean objeto de 'graffitis'.

Según el portavoz de TMB, "se podría consensuar un tipo de barandilla más fácil de limpiar". En la actualidad, cuando "las barandillas con apoyo de cristal aparecen pintadas con ácido ya no hay arreglo posible y deben cambiarse", añadió.

EL AYUNTAMIENTO ACEPTA PERO HARÁ ADAPTACIONES.

El gerente de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona, Ramon Massagué, aseguró a Europa Press que ya "se ha admitido restituir" este conjunto de inspiración modernista, aunque "se hará con las adaptaciones pertinentes".

Según Massagué, el nuevo forjado "no podrá ponerse como estaba" y "tendrán que hacerse adaptaciones", porque el nuevo acceso "es más largo, ya que las escaleras en pendiente son menos marcadas que antes".

Está previsto que la restitución de estos forjados no se lleve a cabo hasta dentro de un año, ya que actualmente se están realizando las obras, adjudicadas por GISA, para colocar los ascensores, y posteriormente TMB se encargará de hacer una rehabilitación integral de la estación del Liceu.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies