Acosta Danza cerrará este jueves el Festival de Peralada con un espectáculo fusión

Carlos Acosta en la presentación de su espectáculo en el Festival de Peralada
MIQUEL GONZALEZ/FESTIVAL CASTELL DE PERALADA
Publicado 17/08/2017 4:29:00CET

El bailarín y director Carlos Acosta debuta en España con esta coproducción de "aires diversos"

BARCELONA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La compañía cubana Acosta Danza clausurará el Festival Castell de Peralada este jueves con un espectáculo de "aires diversos" en que fusionará neoclasicismo y contemporaneidad en un repertorio en el que recupera coreografías cubanas y españolas, explicó el bailarín, coreógrafo y director Carlos Acosta en un encuentro con los medios.

Después de su carrera como estrella internacional del ballet, Acosta debutará en España con el citado espectáculo que ha iniciado gira internacional de la mano de su nueva compañía que fundó hace un año en La Habana con el doble objetivo de llevar el mundo a Cuba y Cuba al mundo.

Para la ocasión, mostrará una coproducción junto a Sadler's Wells y Valid Productions que empieza con 'El cruce sobre el Niágara', de la coreógrafa cubana Marianela Boán, en que unos bailarines con escaso vestuario y coreografías minimalistas hacen un ejercicio de fisicalidad de media hora para dar paso a 'Memoria'.

La siguiente pieza es un solo de danza urbana, de Miguel Altunaga, que estará acompañada de la música del compositor mexicano de electrónica Murcof, para complementar el ritmo sincopado de la obra, ha explicado el bailarín y director.

Para cerrar la primera parte se harán patentes las coreografías del 'Fauno' de Sidi Larbi, las más esperadas del espectáculo de clausura que, en su segunda parte, prevé la representación concatenada de 'End of Time' de Ben Stevenson con música de Sergey Rachmaninoff; 'Anadromous', de Raúl Reinoso; 'Two', de Russel Maliphant, y 'Alrededor no hay nada', del español Goyo Montero.

Sobre esta última, Acosta subrayó que el español hizo esta obra dramática originalmente para el Ballet Nacional de Cuba, y ésta fue premiada por el Festival Internacional de Ballet de La Habana.

Acosta, que tiene la vista puesta en la nueva película basada en su autobiografía que empezará a rodar en noviembre al mando de la cineasta Icíar Bollaín y guión de Paul Laverty, ha resaltado la diversidad de la danza de su compañía, a la que le interesa la línea clásica, el hip hop y la contemporaneidad.

"Espero que Catalunya valore el repertorio que le ofrecerá este embrión de compañía que no llega ni a los dos años" de andadura y que tiene como finalidad dejarle a Cuba un legado, donde el repertorio a nivel de danza está muy estancado, ha observado Acosta, que persigue crear una cantera de danza cubana.

INICIOS EN LA DANZA

"Mi padre me obligó a bailar. No pude decidir mi futuro", evocaba Acosta sobre sus inicios en el mundo de la danza, en que se introdujo a base de bailes de 'break dance', que más adelante le llevarían al ballet.

"Me parecía lo más terrible, y ahora es lo mejor que me ha pasado", ha remarcado el bailarín y director, que criticó una sobrerepresentación de bailarines blancos, y pidió que los escenarios reflejen la diversidad del mundo real.

El director del festival, Oriol Aguilà, celebró que Acosta es uno de los bailarines que siempre ha querido traer el certamen, y ha aplaudido que este montaje cierre una edición muy marcada por la danza y la generosidad de un bailarín que ahora combina el baile con la dirección.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies