Agricultura impulsa un proyecto para proteger la fruta del granizo con redes antipiedra

El conseller J.M.Pelegrí, en la presentación de Profruit
EUROPA PRESS
Actualizado 27/06/2014 14:59:17 CET

LLEIDA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Agricultura de la Generalitat, Josep Maria Pelegrí, ha presentado este viernes al sector frutícola de Lleida el proyecto Profruit con el que el departamento quiere impulsar la colocación de redes antipiedra en campos de frutales con las que evitar los grandes daños que ocasiona el granizo.

Pelegrí ha justificado la necesidad de un proyecto como este argumentando que las redes son el mejor método contra los daños del granizo, y que, además mejoran la calidad.

Según sus datos, la fruta fresca supone un 9% de la producción final agraria y es el tercer sector más importante tras el porcino y el pollo y en la producción final agrícola ocupa el primer lugar con un 24%.

El proyecto está impulsado por la Dirección General de Agricultura y Ganadería, y el IRTA y cuenta con la colaboración de las empresas de redes Agromalla, Novafrut, Evolia y Qyuality Plant.

El proyecto incluye la creación de un observatorio de redes antigranizo en la finca que tiene el IRTA en Mollerussa, donde se instalarán las diferentes tipologías de tecnología de redes antigranizo que hay actualmente en el mercado.

Esta parcela permitirá comparar la eficacia de las redes y su efecto sobre la producción y la calidad de la fruta, también servirá para poner a punto las técnicas de cultivos asociadas el uso de redes y se convertirá en una plataforma de difusión y transferencia a los agricultores de las ventajas de este sistema de protección, para lo cual se establece un calendario anual de jornadas y visitas.

La superficie de frutales afectada anualmente por tormentas de granizo supera cada año las 1.500 hectáreas, habiéndose superado las 10.000 entre 1999 y 2012, y son más habituales en la zona de Lleida,

"El conseller ha añadido que muchas cuestiones referidas a la tecnología de redes está disponible para el fruticultor pero hay otros elementos claves de los que todavía no hay información contrastada en nuestro país", por lo que su departamento ha sacado adelante este proyecto para asegurar la economía de uno de los sectores más importantes en el PIB en Catalunya.

La superficie total de fruta dulce, sin incluir cítricos, se sitúa en unas 48.000 hectáreas en Catalunya, el 50% de las cuales corresponde a melocotón y nectarina, pera el 25%, y manzana un 20%.

De esta superficie, en el conjunto de Catalunya sólo un 3% está protegida con redes, siendo Girona, con un 40%, la provincia que más ha apostado por este sistema de lucha contra los daños del granizo.

Pelegrí ha incidido en el apoyo del departamento para facilitar el acceso a la financiación para la realización de inversiones, entre las que figuran la instalación de redes o mallas de protección de cultivos en explotaciones agrícolas.

Ha recordado que este año se han abierto dos líneas de crédito con el ICF para facilitar de acceso a la financiación en forma de garantía --avales-- para la financiación de inversiones, en una de las cuales también participa Avalis.

Josep Maria Pelegrí también se refirió a la importancia de los seguros agrarios, y remarcó que, a diferencia de otras comunidades autónomas, Catalunya ha mantenido las ayudas para asegurar cultivos.