Aigües de Barcelona condonará la deuda acumulada de familias antes de ser reconocidas vulnerables

Publicado 13/03/2018 18:00:29CET

Se avanza al Ayuntamiento tras el convenio rubricado en febrero

BARCELONA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Aigües de Barcelona condonará la deuda acumulada por las familias en el período en que dejaron de pagar los recibos del agua hasta que los servicios sociales del Ayuntamiento de Barcelona les designaron como personas vulnerables y susceptible a acogerse al Fondo de Solidaridad, ha informado este martes la compañía.

Los usuarios acogidos a las bonificaciones como familias vulnerables recibirán una circular en la que se les garantizará que Aigües de Barcelona bonifica su recibo, que se les condona la deuda anterior, además de informar sobre la deuda que hayan acumulado con la administración con impuestos ajenos al propio consumo.

En este sentido, se detallará la deuda con el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) responsable de la Tasa Metropolitana de Tratamiento de Residuos (TMTR), y con el Ayuntamiento de Barcelona, que cobra la Tasa de Alcantarillado, y que las dos administraciones "siguen facturando a los usuarios".

Aigües de Barcelona ha asegurado que con esta acción se "avanza" al Ayuntamiento en la condonación de la deuda que tienen estas familias, y ha recordado que el convenio firmado con el consistorio en febrero se compromete a condonar la deuda por el consumo de agua y por los impuestos y tasas.

"Ante la imposibilidad de conseguir un compromiso firme y corresponsable por parte del Ayuntamiento de Barcelona, Aigües de Barcelona toma esta iniciativa", y ha subrayado que 20.000 familias de toda el área metropolitana están acogidas al Fondo de Solidaridad, y que 7.203 de ellas viven en la capital catalana.

Asimismo, ha dicho que desde la aprobación de la Ley de Pobreza Energética en 2015 han firmado hasta 21 convenios con los servicios sociales de los ayuntamientos del total de 23 municipios a los que suministra, y que las únicas localidades sin convenio son Badalona y Cerdeanyola del Vallès, con los que mantienen conversaciones.

También ha asegurado que durante los años 2016 y 2017, tanto el Ayuntamiento de Barcelona como el AMB han seguido facturando estos impuestos a aquellas familias que no pueden pagar el agua, una facturación que a diciembre de 2017 ascendía a 1,735 millones de euros.